Público
Público

Las CCAA rozan a mitad de año el límite de déficit para todo 2011

Los ingresos se desploman otro 3,59% y los gastos, pese al recorte del segundo trimestre, crecen un 0,48%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las comunidades autónomas, que asumen la gestión de dos de los más robustos pilares del Estado del bienestar (sanidad y educación públicas), gastaron en el primer semestre 13.067 millones de euros más de lo que ingresaron. El déficit en la primera mitad de 2011 alcanza ya el equivalente al 1,2% del PIB nacional, siendo el límite fijado para las autonomías en todo el ejercicio del 1,3%.

Sólo cuatro CCAA (Aragón, La Rioja, Madrid y Canarias) se amarraron el cinturón tanto que lograron que la caída de los ingresos tributarios provocada por la crisis no les haya impedido lucir un porcentaje de déficit por debajo del límite que les exigen, que en términos de PIB autonómico es del 0,75% para cada una.

El Gobierno se reunirá con las autonomías que no cumplen

El resto superó el límite, con sorpresas como Catalu-nya, que casi cumple pese a las advertencias del Gobierno de CiU. Tres comunidades incluso situaron el déficit por encima del 2% de su PIB, con Castilla-La Mancha alcanzando el 4,16% que despunta con creces sobre el resto, pero que no llega ni de cerca a las cifras publicitadas por el Gobierno de María Dolores de Cospedal (ver información adjunta).

Los gastos se contuvieron en el segundo trimestre respecto al primero, cuando crecieron más de un 5%. Tanto es así que en la suma de ambos trimestres el crecimiento del gasto quedó en el 0,48%. Pero no hay ajuste que contrarreste el imparable descenso de los ingresos públicos, que fue del 3,59% en el primer semestre en el conjunto de las autonomías respecto a la primera mitad de 2010. Pero como la cuenta para la foto que piden a final de año se complica, la conclusión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, reconvertido al más ortodoxo de los defensores del ajuste y las medidas procíclicas, ha sido que hay que llamar a capítulo a las CCAA.

Salgado asegura que se puede recortar el gasto sin afectar a servicios básicos

Según la vicepresidenta económica, Elena Salgado, encargada de presentar ayer los datos de ejecución presupuestaria de las CCAA, el Ejecutivo ha 'convocado para la próxima semana por separado' a cada una de las que no cumplen con los deberes 'para que expliquen cómo van a poner en marcha los planes de reequilibrio'. El interlocutor será el nuevo secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López Carbajo.

'Es necesario poner en marcha las medidas establecidas en los planes de reequilibrio financiero', explicó Salgado, tras apreciar que 'hay cierta aceleración del gasto en el primer semestre del año [el citado 0,48%], que suponemos se debe a que el porcentaje en la segunda mitad del año será menor'.

La suposición sonó más bien a advertencia, confirmada en el comunicado hecho público durante la rueda de prensa, en el que se explica que en la citada reunión 'se evaluará la situación y el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y las medidas incluidas en el Plan de Estabilidad Financiera y, si fuera necesario, la adopción de medidas adicionales'.

La vicepresidenta confirma que es complicado cumplir el objetivo de PIB

Salgado quiere tijera y al mismo tiempo pide que no duela, puesto que aseguró que 'el nuevo sistema de financiación ha aportado recursos adicionales (a las CCAA) para que queden garantizados los servicios básicos'. Pero la fórmula parece cada vez más compleja, no sólo porque siguen mermando los ingresos, sino porque la vicepresidenta reconoció que 'ha habido una contención casi absoluta de los gastos corrientes'.

¿Duda Salgado del cumplimiento de los objetivos de déficit para el total de las administraciones públicas viendo que se acerca el cierre de año? Dice que no. 'Por supuesto que a día de hoy mantengo que tanto la Administración General del Estado como las CCAA van a cumplir con el objetivo de déficit', afirmó. Respecto al pronóstico hecho desde la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que sitúa ya su previsión de déficit en el 6,8% frente al objetivo del 6%, y al hecho añadido de que esta semana haya sido nombrado director general de Funcas el hasta junio secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, Salgado comentó que este 'acaba de llegar a Funcas'.

El déficit se va a cumplir, otra cosa es el objetivo del Gobierno de crecimiento de la economía este año medido en términos de PIB. Salgado reconoció que 'la revisión a la baja con carácter general' de las previsiones de crecimiento mundiales 'va a afectar a todas las economías'. En España, 'las exportaciones y el turismo están funcionando bien pero no es descartable que esta desaceleración afecte'. No le van a dar el gusto a los mercados de revisar la previsión del 1,3% regalándoles otra excusa para morder, pero el Gobierno no puede negar que 'no sería descabellado pensar que si se mantiene la desaceleración podría afectarnos ligeramente, insisto ,ligeramente', como comentó Salgado.

La ministra confirmó ayer que no será su Gobierno quien apruebe el decreto de prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, sino 'el Gobierno que salga de las urnas', que será el que decida si se congelan o no las pensiones y el sueldo de los funcionarios.