Público
Público

CCM y Unicaja crearían la quinta caja de ahorros de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En plena crisis económica mundial, las cajas de Castilla La Mancha y Unicaja han alcanzado un principio de acuerdo para la creación de una entidad con activos conjuntos de unos 60.000 millones de euros que se convertiría en la quinta caja de ahorros de España.

"Las presidencias de CCM y de Unicaja, en desarrollo de las autorizaciones conferidas por sus respectivos consejos de administración, han alcanzado unas bases de acuerdo para la propuesta de integración de ambas entidades", explicaron las dos cajas en un comunicado.

Algunos analistas consideran que este proyecto de integración podría ser el inicio del esperado proceso de fusiones en el sistema financiero español a la vista de la caída de la actividad bancaria y de la tendencia creciente de la morosidad que amenaza con dañar la solvencia de algunas entidades.

"Es posible que estemos viendo el pistoletazo de salida de las fusiones en el sector y que, a partir de ahora, las cajas pequeñas no quieran quedarse atrás en su intento por subsistir. Todo depende finalmente de la situación financiera de las entidades", dijo Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Las entidades justificaron el lunes el proyecto de unión por las sinergias alcanzadas entre las dos cajas, la potenciación de su negocio e importantes ahorros de costes a medio plazo.

Según el comunicado, la combinación Unicaja-CCM alumbraría una empresa con un activo aproximado de 60.000 millones de euros, centrada en el negocio minorista, de claro liderazgo en Andalucía y Castilla-La Mancha, pero con una clara proyección al conjunto de España, y casi 1.500 oficinas repartidas por una treintena de provincias y por el extranjero.

"La fusión es positiva porque ayuda a una mayor concentración del sistema español porque el sector de las cajas de ahorros tiene una relativa baja concentración", manifestó Javier Bernat, analista de Caja Madrid.

En España existen en la actualidad 45 cajas de ahorros y hasta el momento el principal obstáculo a los procesos de consolidación entre las cajas está siendo precisamente la capacidad de veto que tienen los partidos políticos.

En este sentido, el propio presidente de la Confederación Española de las Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, reconoció el pasado 19 de febrero que, a pesar de que había varios proyectos de fusión en marcha entre cajas, no consideraba que fructificaran más de dos fusiones en 2009 debido a la capacidad de veto de los gobiernos autonómicos.

Fuentes de la patronal no quisieron aclarar entonces a qué comunidades ni a qué dos operaciones se podría estar refiriendo si bien en el mercado y en la prensa se ha venido especulando con una posible fusión entre las cajas de Extremadura de una parte y entre alguna caja de Andalucía, por otra.

En caso de producirse finalmente la integración entre la caja malagueña y la caja castellano-manchega se trataría de la primera fusión interregional.

Recientemente, las diferencias políticas dieron al traste con el proyecto de fusión de las cajas vascas BBK y Kutxa.

PROYECTO CUENTA CON APOYO BANCO ESPAÑA

Las dos cajas explicaron que su proyecto de integración cuenta con el apoyo y respaldo de las autoridades financieras competentes para dar lugar a una institución financiera de la "máxima solvencia y fortaleza económica".

Ante las recientes especulaciones sobre el balance de CCM, su presidente, Juan Pedro Hernández-Moltó, trasladó recientemente un mensaje de "absoluta tranquilidad y confianza" a los clientes y a su empleados.

Una fuente de CCM manifestó que la caja no tenía en la actualidad ningún problema de solvencia, pero reconoció que era cierto que las divergencias y presiones políticas de las últimas semanas en el seno de la caja han provocado la retirada de fondos por parte de algunos clientes.

Para que culmine la operación de fusión, ésta debería contar con la aprobación por una mayoría cualificada de las dos terceras partes asistentes a las asambleas de las dos cajas.

Las entidades explicaron a través de la nota de prensa que, como parte de los acuerdos alcanzados, se desarrollarán con carácter inmediato los necesarios trabajos de "due dilligence" y aseguramiento de garantías financieras.

Unicaja cerró 2008 con una tasa de morosidad del 2,18 por ciento desde el 1,62 por ciento de 30 de septiembre.

Según el Banco de España a diciembre, la tasa de morosidad de las cajas de ahorros se situó en el 3,79 por ciento.

Fuentes de la caja manchega, que todavía no ha publicado sus resultados correspondiente al ejercicio pasado, consideran que la entidad podría acabar con una mora inferior al 5 por ciento.

/Por Jesús Aguado/