Publicado: 16.01.2014 19:54 |Actualizado: 16.01.2014 19:54

CCOO anuncia paros inmediatos si la embotelladora de Coca-Cola incluye despidos forzosos en el ERE

Las siete embotelladoras de la multinacional en España acometen un proceso de integración en una única empresa que afectará a 1.200 empleados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Comisiones Obreras (CCOO) asegura que convocará paros inmediatos en todas las plantas embotelladoras de Coca-Cola en España y que impugnará el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la empresa anunció el pasado diciembre si contiene despidos forzosos y no acredita que consolida como grupo laboral, ha informado el sindicato en nota de prensa.

Coca-Cola Iberian Partners, compañía surgida en febrero de 2013 como resultado del proceso de integración de las siete embotelladoras que Coca-Cola tiene en España, anunció en diciembre un ERE que afectaría a 1.200 empleados, un 20% de la plantilla.

Según ha explicado a Público José Vicente Canet, secretario de acción sindical de la federación agroalimentaria de CCOO, la compañía no ha especificado sobre cómo afectará esta reestructuración. "Sabemos que quieren cerrar cuatro de las siete plantas existentes", afirma, pero no se sabe cuáles. "La empresa nos dijo que no quería una ERE traumático; hablaba de bajas incentivadas y traslados, pero también de despidos sin decir cuántos", sostiene el sindicalista.

Coca-Cola Iberian Partners no adujo causas económicas para ERE, sino la intención de crear "una estructura que permita operar como una sola compañía más ágil, eficaz y competitiva" dentro del proceso de integración -aún sin finalizar- de las embotelladoras Casbega (Madrid), Colebega (Alacant), Cobega (Barcelona), Rendelsur (Sevilla), Begano (Galicia), Norbega (Euskadi) y Asturbega (Aturias).

Tras reunirse las secciones sindicales de cada embotelladora, CCOO acordó que convocaría paros si había "despidos forzosos en los términos de la reforma laboral y modificación de las condiciones de trabajo como la reducción salarial", algo que hará después de  presentar un conflicto colectivo en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) "como medida de presión para defender el empleo y las condiciones de trabajo".

Por otro lado, el sindicato no tiene claro si el embotellador único consolida como grupo  a efectos laborales, ya que aún no ha entregado a los representantes de los trabajadores esta documentación que puede  determinar la legalidad del ERE presentado como grupo.

Según Canet, "no hay motivos para que haya despidos forzosos en una empresas como Coca-Cola, con enormes  beneficios anuales. Además las causas no son económicas sino organizativas y productivas, por lo que no sería lógico despedir forzosamente a los trabajadores y menos en los términos de la reforman laboral", sentencia.

La Unión General de Trabajadores (UGT) aún no ha decido las medidas que va a tomar en caso de que el ERE contemple despidos forzosos.