Público
Público

CCOO cree que la negociación de la reforma laboral está en "un momento delicado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, afirmó hoy que la intervención del Gobierno en la mesa de diálogo sobre la reforma laboral "ha sido poco proactiva", dijo que la negociación se encuentra en "un momento delicado" y criticó los "mensajes ambiguos" de algunos ministros.

El dirigente hizo estas declaraciones antes de intervenir en la asamblea de delegados de Madrid, y se quejó de que "se filtren" las fechas en que se van a producir las reuniones entre sindicatos, la patronal y el Gobierno, hecho que atribuyó a "la ausencia de garantías en cuanto a los compromisos" de la negociación.

Consultado acerca de si el Gobierno les presentará esta tarde un nuevo documento de propuesta de reforma laboral, respondió que no le consta, ya que para eso "deberían tenerlo escrito".

No obstante, afirmó que no le parecería mal que el Gobierno presentara nuevas propuestas, pero que, "además de que respondan a las necesidades, sean menos ambiguas" y más claras que las del documento que se presentó el pasado 12 de abril.

En cuanto a los plazos para concluir la negociación, aseveró que "no se sabe a quién creer de los portavoces gubernamentales" y cuestionó, en particular, al de Fomento, José Blanco.

"No puede un ministro como el de Fomento enviar permanentemente mensajes de estas características", dijo, en alusión a las declaraciones de Blanco, que afirmó ayer que el Gobierno tiene lista su propuesta de reforma laboral.

Toxo dijo que "hoy he leído a un ministro con mucha sorpresa decir que tenía la reforma escrita y a un punto de llevarla al Consejo de Ministros, lo que es absolutamente contradictorio con lo que el Gobierno está diciendo en la mesa de negociación".

Sostuvo que "hasta hace dos días" portavoces del Gobierno "supuestamente cualificados" decían que "en ningún departamento ministerial se había escrito una sola línea en relación con los contenidos de ese decreto, si es que finalmente esa es la vía por la que opta el Gobierno", en vista de que puede fracasar un acuerdo tripartito.

Por lo tanto, afirmó que "estos mensajes son desincentivadores de la negociación" y que, aunque "hemos avanzando en negociaciones en materias muy importantes, quedan todvía elementos sensibles en discusión que merece la pena explorar".

Según el líder de CCOO, "decir que le gustaría que (el presidente CEOE, Gerardo) Díaz Ferrán, (el secretario general de UGT, Cándido) Méndez y Toxo llegaran a un acuerdo es lamentable porque se personaliza esta cuestión".

Blancó, en efecto, dijo ayer que al Gobierno le hubiera gustado que "Gerardo (por Díaz Ferrán), Méndez y Toxo lo hubieran resuelto", pero afirmó que "intuimos que no va a ser así".

Toxo dijo que "es como si el Gobierno no estuviera en la negociación" y que las declaraciones de los ministros dan cuenta de que "pretenden quitarse del medio, quitarse resopnsabilidad", y que de esa manera "nadie les va a entender, nadie les va a creer".

Toxo aseveró que "este acuerdo debería haber estado hecho hace tiempo, hace meses" y cuestionó que "el Gobierno se va marcando agendas distintas, según quién habla".

A propósito, dijo que la ministra de Economía, Elena Salgado, hablaba de finales de junio, que "a alguno le he oído decir que antes del verano", pero que no se sabe si antes del 21 de junio o de las vacaciones, y que también "han hablado del día 11, pero ahora parece que manejan el 18".

Sostuvo que esta falta de definiciones "a nosotros, desde luego, no nos va a influir" y que CCOO va a seguir "acudiendo a la mesa mientras ésta esté abierta y "con la misma actitud proactiva desde el inicio de la negociación".

El líder de CCOO también se refirió a la contratación temporal y señaló que esta "crece mucho más que la estable" y que, aunque el paro descienda, "lo que se agrava es la dualización del mercado de trabajo en nuestro país".

Subrayó que "determinados intentos de reforma del mercado de trabajo que no tengan en cuenta la altísima incidencia de la temporalidad en la destrucción de empleo sentará las bases de un nuevo ajuste drástico cuando las cosas vuelvan a empeorar".

Justamente, el ministro Blanco dijo ayer que, en vista de la falta de acuerdo entre las partes, el decreto del Gobierno prevé una reforma laboral "más accesible y menos gravosa para la contratación indefinida y más rígida para la contratación temporal".