Público
Público

CCOO demanda a 'La Razón' por sacar en portada rostros de menores

El sindicato considera que el diario vulneró el derecho al honor, a la intimidad y a la imagen de unos niños que fueron fotografiados mientras participaban en una manifestación contra los recortes en Educación 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La federación madrileña de CCOO ha presentado este jueves en la Fiscalía de Menores una demanda contra el diario La Razón, al considerar que este rotativo vulneró el derecho al honor, a la intimidad y a la imagen de unos niños que fueron fotografiados mientras participaban en una manifestación contra los recortes en Educación que tuvo lugar el 18 de octubre. Esa imagen, publicada sin distorsionar de modo alguno el rostro de los menores, fue utilizada después para ilustrar la portada del día siguiente –19 de octubre– bajo el titular 'Así educan a sus hijos'. El sindicato denuncia que también fue publicada en la página web del diario, donde permaneció 'inalterada' durante toda la jornada. 

Según Javier López, secretario general de CCOO Madrid, esta actuación del rotativo 'también constituye un intento de denigrar la imagen de los menores acusando a las familias de dar una mala educación de sus hijos y, por tanto, acusando también a esos niños'. Todo ello, ha remachado, pese a que la Ley del Menor conoce 'el pleno derecho de los menores a asistir a la manifestación'.

Para el líder sindical madrileño, 'la Fiscalía tiene que actuar a la vista de las sentencias y los fundamentos del Derecho. El TSJM, el Tribunal Supremo y el Constitucional dejan bien claro que sólo se pueden publicar fotos de menores con consentimiento expreso de sus padres o tutores y que la libertad de información queda siempre por debajo de la protección del menor en cuanto a su imagen, intimidad y no tener trato vejatorio alguno'.

Además, CCOO Madrid remitirá la demanda a la FAPA Giner de los Ríos, a la AMPA del colegio donde estudian esos niños, al propio centro educativo y a distintas organizaciones estudiantiles para que, desde diferentes ámbitos, se denuncie la situación y sea la última vez que un medio de comunicación publica fotografías de menores sin difuminar su rostro y que además incorpora una opinión vejatoria sobre los mismos.