Publicado: 11.04.2014 17:03 |Actualizado: 11.04.2014 17:03

CCOO denuncia que Coca Cola sacó millones de euros en refrescos de Fuenlabrada con ayuda de la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CCOO ha asegurado que no permitirá el desmantelamiento de la planta de Coca-Cola en Madrid y califica la acción de la empresa de hecho "muy grave que supone un desprecio a los recursos judiciales actualmente en marcha y que considera de ilegalidad, hasta que los Tribunales decidan sobre un ERE". El sindicato realiza estas afirmaciones después de que la compañía retirara producto de esta planta ubicada en la localidad madrileña de Fuenlabrada.

Fuentes de la empresa han recordado que es dueña de la fábrica y que la situación sigue ahora su curso. En un comunicado, CCOO ha señalado que ha informado de este hecho a la Inspección de Trabajo y que movilizará a toda la plantilla de Fuenlabrada ante este nuevo "atropello" de Coca-Cola.

Según el sindicado, se ha producido la salida de más de 20.000 palés de refrescos envasados, fuera ya del consumo preferente y acumulados en el silo de Fuenlabrada, con un valor en el mercado de varios millones de euros. Ha destacado que estos productos fueron sacados de la empresa con amplio blindaje policial, "no dejando entrar ni intervenir al comité de empresa y realizado con personal ajeno a la misma, continuando la actividad en la planta cuando supuestamente estaría cerrada tras los despidos de centenares de trabajadores, incluidos los carretilleros de Casbega".

La compañía ha indicado que no hay producto fuera de fecha puesto a disposición del público.

CCOO ha reiterado su oposición a los despidos colectivos forzosos que está ejecutando Coca-Cola Iberian Partners, el mayor volumen de ellos en la empresa Casbega y, dentro de la misma, en el centro de producción de Fuenlabrada. Han subrayado que esta medida "no favorece a la resolución del conflicto, más bien al contrario". Motivo por el que, han asegurado, seguirán con las movilizaciones ante este desmantelamiento injustificable, así como la denuncia ante la Inspección y la demanda para la nulidad del ERE, hasta que se consiga un Plan Industrial, de Empleo y Social, sin imposiciones de cierres y despidos forzosos.