Público
Público

CCOO denuncia un recorte de 943 profesores en Madrid

El sindicato acusa a la Consejería de Educación de la comunidad de tratar "como alumnado de segunda" a los estudiantes con necesidades especiales por echar a los profesionales que les atienden de manera personalizada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más alumnos y menos profesores. Con esta complicada ecuación empieza el curso escolar en la Comunidad de Madrid. La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras Madrid denuncia que este año habrá 528 profesores menos en Educación Infantil y Primaria a pesar de que en los centros haya 5.098 alumnos más. En Secundaria, una plantilla con 415 docentes menos deberá llevar los mismos grupos pero con 4.500 estudiantes más. El recorte total es de 943 profesores.

Según el sindicato, que sólo ha obtenido datos del 70% de centros de la comunidad aunque ha contactado con el 95% de ellos, los centros de Educación Infantil y Primaria empiezan el curso con el 20% menos de sus fondos (tras un recorte presupuestario de ocho millones de euros) y con 2,6 millones menos para los convenios con corporaciones locales.   

En Secundaria, denuncia CCOO, los recortes afectan a la optatividad. La consejería obliga a que en las asignaturas de modalidad haya más de diez alumnos (excepto en griego y latín) y más de 15 para que se imparta una optativa. 'Sin embargo, y debido a la reforma del ministro Wert, el grupo de religión se mantiene solamente con un alumno', critica la secretaria general de Federación de Enseñanza del sindicato en Madrid, Isabel Galvín.

En las aulas de secundaria, además, todavía hay profesorado sin asignar. Hoy que empieza el curso en esta etapa educativa, 'el 80% de los centros funciona con horarios provisionales porque todavía no han llegado todos los docentes', ha denunciado Galvín. Aun así, CCOO señala que 'aunque la consejería ha hecho todo lo posible para que fuese imposible empezar las clases, los centros están funcionando y las actividades se están realizando gracias al compromiso del profesorado, el personal educativo de la escuela pública y el apoyo de las familias'.

Uno de los recortes más agresivos es el que ha suscitado la decisión de la Consejería de Educación de no renovar a 700 profesionales con contratos de obra y servicio (fisioterapeutas, integradores sociales, técnicos y enfermeros) que atienden a niños con necesidades especiales en centros públicos (tanto ordinarios como de educación especial). 'La consejería trata a estos niños como un alumnado de segunda y eso es muy grave', ha denunciado Galvín, que también ha apuntado otras 'irregularidades en la contratación'. Al sindicato le consta que el departamento que dirige Lucía Figar está contratando profesorado interino para realizar exámenes de septiembre por tres o cuatro jornadas y no cubre bajas notificadas con anterioridad.

Por otra parte, CCOO calcula que '200.000 familias madrileñas podrían estar necesitando ayuda para el comedor', a pesar de que el presidente de la comunidad, Ignacio González, anunció que habría ayudas para 40.000 familias.

Finalmente, el sindicato se ha mostrado especialmente preocupado por el clima que hay en los centros, regido por 'la ley del silencio', ha señalado Galvín. 'Los equipos directivos reciben órdenes de no dar información que es oficial y debería ser pública, siguen las represalias con profesorado que habla con los medios de comunicación y han aumentado los expedientes disciplinarios', reza el informe elaborado por el sindicato. CCOO ha anunciado que emprenderá acciones legales en este sentido.