Publicado: 20.02.2014 13:06 |Actualizado: 20.02.2014 13:06

CCOO no firmará el acuerdo con Coca-Cola mientras los cierres estén sobre la mesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es una cuestión de dinero. Para CCOO el ERE de Coca Cola Iberian Partners, empresa embotelladora del refresco en España, está totalmente injustificado y no firmará ningún acuerdo con la compañía el próximo viernes, cuando expira el periodo de consultas entre las partes. Así lo han anunciado en rueda de prensa el secretario de acción sindical de la formación, Ramón Górriz, y el secretario general de la FEAGRA-CCOO, Jesús Villar.

El miércoles, la empresa comunicó a los medios su última oferta en la mesa de negociación: bajas incentivadas de 45 días de por año trabajado durante 42 meses, más dinero para los recolocados y rebaja de la edad de prejubilación para abrir la posibilidad de que no haya despidos forzosos durante la reestructuración de las siete empresas embotelladoras en una única compañía.

Los sindicatos UGT, CCOO y USO rechazaron esta propuesta a dos días del final de la negociación, y CCOO asegura que llevará el conflicto hasta el final mientras los cierres de las fábricas de Fuelabrada (Madrid), Colloto (Asturias), Alicante y Palma de Mallorca sigan sobre la mesa. "CCOO va a dar mañana su ‘no' en la mesa de negociación. El conflicto no acaba mañana, sino que empieza una etapa más dura", ha dicho Villar, quien ha añadido que no aceptan "más dinero" para que haya despidos y cierres mientras haya "alternativas".

Villar ha criticado que en el "cambio de ciclo económico" que el Gobierno está vendiendo, Coca-Cola "pierda la oportunidad de sumarse a este cambio y engañe a la opinión pública diciendo que no va a haber despidos. Eso es rotundamente falso". Según el sindicalista, la multinacional [que no la embotelladora española, de la que asegura que es "una pantalla"] está intentando "tapar los cierres".

"El conflicto no acaba mañana, sino que empieza una etapa más dura"El secretario de acción sindical, Ramón Górriz, ha secundado las palabras de Villar calificando el ERE de "monstruoso, salvaje y sin justificación" en una empresa con 900 millones anuales de beneficios. Ha dicho que el Gobierno no puede "volver la cara" porque es "responsable de que la empresa cumpla", al menos, la reforma laboral. "Este ERE pone sobre la mesa para qué sirve la reforma laboral: para destruir empleo. Esperamos que Empleo aplique el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, que intervenga cuando haya irresponsabilidades por parte de la empresa".

"Mantendremos y extenderemos la pelea para contrarrestar su campaña. Coca-Cola no es la chispa de la vida, es una multinacional explotadora y que atenta contra el empleo", ha aseverado.

Son varios los ejes de la nueva etapa que el sindicato asegura que comenzará a partir de este viernes: el judicial mediante la impugnación del ERE; el político, buscando apoyo parlamentario y mediación de Gobierno; y social, que llevan implementando desde el principio "con unos resultados que la empresa está notando en sus ventas", han afirmado.

Este sindicato ya denunció el ERE ante Inspección de Trabajo y Dirección General de Empleo al entender que el grupo Iberian Partners no consolida como un grupo laboral, si no como uno mercantil y que, por lo tanto "no podían anunciar despidos". Han asegurado que continuarán con esta "irregularidad" para judicializar el ERE.

Tanto CCOO como UGT están estableciendo contactos parlamentarios para que se apruebe en el Congreso una proposición No de Ley para que el Gobierno intervenga en este conflicto y analice las causas que la empresa alega para los cierres. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y su homólogo en UGT, Cándido Méndez, se entrevistaron el miércoles con la ministra de Empleo, Fátima Báñez para exponerla la situación. "La ministra se comprometió en intentar que la empresa cambie su posición para el beneficio de la sociedad española", ha afirmado Villar.

"No es una cuestión de dar más dinero para acallar a los trabajadores" "Este proceso es muy grave cuando hay seis millones de parados. Es debilitar el tejido productivo del país. No es una cuestión de dar más dinero para acallar a los trabajadores en los centros de trabajo, y mientras haya cierres CCOO no va a negociar nada", han concluido.

Respecto a la posición de UGT, con mayoría en la mesa de negociación, han dicho que no les consta que vayan a firmar el acuerdo. "Creemos que no va a haber diferencia sindical", han dicho. UGT expuso en un comunicado el miércoles que mantenían la posición de no negociar mientras la empresa no diera marcha atrás con los cierres.

Lo que piden los representantes de los trabajadores es que Coca-Cola deje de "imponer las condiciones" y que retire los cierres y el ERE para abrir una mesa de diálogo en la que se negocie un plan industrial, el reajuste mediante flexibilidad interna y continuar con las fábricas abiertas porque son viables.