Público
Público

CCOO y UGT avisan de una nueva huelga general

UGT y CCOO advierten al Gobierno de que ampliar la edad de retiro supone cruzar una línea roja que desembocará en otro paro total. Critican que deje de lado al Pacto de Toledo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una nueva huelga general parece ya inevitable. La ampliación de la edad de jubilación hasta los 67 años, que el Gobierno está decidido a llevar a cabo a pesar del desacuerdo en la Comisión del Pacto de Toledo, será el detonante definitivo. 'Con los 67 años no habrá acuerdo, habrá huelga general', clamó el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Lo hizo durante la manifestación que recorrió Madrid, una de las 40 que los sindicatos convocaron en toda España para pedir, una vez más, que se revierta la reforma laboral y que el Gobierno dé un giro a su política económica y social, y renuncie a la ampliación de la edad de retiro. Unas 15.000 personas se manifestaron en la capital, según la policía, un número que la empresa Lynce dejó en 5.200.

Toxo aseguró que esta huelga se produciría en enero, aunque es el 28 de ese mes cuando el Gobierno aprobará la reforma de las pensiones. Los paros podrían ser, por tanto, antes de que se produjera esa aprobación. Sería la segunda en cuatro meses. Nunca en la democracia se han producido dos huelgas generales en tan corto espacio de tiempo.

CCOO y UGT aseguran que han crecido las razones para movilizarse

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, se mostró más comedido. Si bien no mencionó expresamente la huelga general, sí dijo que los sindicatos tomarán las medidas oportunas en cuanto a movilizaciones. 'Lo haremos cuanto antes', subrayó, aunque no concretó fechas.

Los líderes sindicales aseguraron que fue el Gobierno el que marcó una línea roja en la negociación de la reforma de las pensiones al imponer la ampliación de la edad de jubilación. 'Pretende arruinar definitivamente el diálogo tanto parlamentario como social', aseguró Méndez.

Por su parte, Toxo afirmó que hay 'posibilidades reales' de alcanzar un acuerdo en materia de pensiones, pero que la ampliación a 67 años 'es la frontera entre el conflicto y la paz social'. Para el secretario general de CCOO, esta medida supondría retrasar las expectativas de entrada al mercado laboral de 270.000 personas cada año, especialmente las de los jóvenes. 'Arruinar el Pacto de Toledo es una temeridad y el Gobierno que se arriesga a eso debe pagarlo ante la ciudadanía', destacó.

La ampliación a 67 años «es la frontera entre el conflicto y la paz social»

Tanto Toxo como Méndez criticaron que el Gobierno hable de aplicar un modelo flexible de jubilación, pues, dicen, ya existe actualmente, ya que los trabajadores pueden optar voluntariamente por alargar su vida laboral. 'Hablar de flexibilidad es hablar de voluntariedad', dijo Méndez. Aportaron, además, dos datos: que a lo largo de este año 16.000 personas se han jubilado con más de 67 años y que entre 2008 y 2009 la edad real de salida del mercado laboral se ha aproximado más de un año a la edad legal de jubilación.

El secretario general de CCOO dijo además que el Gobierno no puede aprobar en solitario la reforma de las pensiones, ya que no tiene votos suficientes en el Congreso. No obstante, el PNV ya se ha mostrado abierto a apoyarla y es posible que Coalición Canaria también lo haga.

Los sindicatos esperan que el Gobierno rectifique 'con claridad'

Para UGT y CCOO, la lista de razones por las que movilizarse ha aumentado desde la huelga general del 29 de septiembre: la supresión de los 426 euros para personas en paro, la imposición de los 67 años o el decreto del pasado 3 de diciembre que continúa con las políticas de austeridad. 'Desde el 29-S hasta aquí, no sólo no se ha aliviado el conflicto social sino que las razones que lo mantienen abierto han aumentado', aseguró Toxo. 'Esperamos que el Gobierno rectifique y que lo haga con claridad', dijo Méndez, que recordó al presidente del Gobierno que la ciudadanía no permanecerá callada ante sus políticas y que 'no lo van a tolerar todo'.

Los sindicatos fueron también muy duros con la reforma laboral, que criticaron por ineficaz y que fue el principal argumento para la última huelga general. 'El desempleo no se ha reducido y ha aumentado la precariedad', resumió el secretario general de UGT. La crítica fue también para el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que apoyó a los sindicatos en la manifestación del 29-S, cuando aún no había sido nombrado en su cargo. 'Hoy estábamos esperando en la cabecera a que llegara el ministro de Trabajo pero no ha venido, está en otro sitio', dijo irónico Toxo.

Los secretarios generales respondieron a las críticas que les acusan de facilitar la llegada de la derecha al Gobierno. 'La izquierda en el Gobierno se está suicidando con las políticas que está haciendo', aseguró el secretario general de CCOO.

Para el responsable de UGT, el Ejecutivo está poniendo 'una alfombra azul' a la derecha, porque está animando la participación del electorado conservador mientras desincentiva la de los electores de la izquierda, 'que se sienten abandonados'.