Público
Público

CCOO y UGT empiezan a hablar de una nueva huelga general

Líderes sindicales preparan el terreno ante la reforma del modelo de pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A falta de muy poco para las movilizaciones de mañana y el sábado que UGT y CCOO han convocado en todo el territorio, los sindicatos se encargaron hoy de preparar el terreno. Los más atrevidos fueron los líderes de CCOO y UGT en Catalunya, Joan Carles Gallego y Josep Maria Álvarez. Ambos advirtieron al Gobierno de que, si insiste en reformar el sistema de pensiones y la negociación colectiva, se volverá a encontrar con la máxima vía de protesta de los trabajadores.

'Si se produce un ataque al sistema público de pensiones que cuestione su futuro, nos moveremos en clave de huelga general', aseguró Gallego, a lo que Álvarez añadió: 'Es obvio que nuestra respuesta debe ser contundente y puede ser perfectamente una huelga general'.

Los líderes de las dos centrales, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, que hoy se reunieron con representantes de la sociedad civil, expresaron opiniones más matizadas.

El secretario general de CCOO confió en que las concentraciones de mañana frente a las sedes de las patronales y las delegaciones del Gobierno en las capitales y las manifestaciones del día 18 sean 'suficientes' para 'evitar un conflicto social importante en las próximas semanas', en relación con la posibilidad de convocar una huelga general. Precisamente hoy el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, consideró imprescindible que el Gobierno retrase la edad de jubilación para que el sistema de pensiones sea sostenible en el futuro. Por contra, Toxo lamentó que el Gobierno plantee la reforma de la Seguridad Social basándose en una realidad empañada por la actual crisis económica.

Por otra parte, el Gobierno baraja aumentar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2011 en torno a un 1,5%, es decir, el porcentaje de subida que se aplicó en 2010, informa EP. Ese incremento supondría que el SMI pasaría de 633,30 a 642,79 euros.

De confirmarse esa subida, la referencia estaría en línea con el aumento previsto para los precios en 2011, que los analistas consideran será de un 1,6%. Los sindicatos expresaron hoy su inquietud ante la subida y exigieron al Gobierno que cumpla con su compromiso de llegar a los 800 euros al final de la legislatura.