Público
Público

CCOO y UGT prefieren adelantar a septiembre la huelga general

Los recortes de Rajoy precipitan los planes de los principales sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nadie esperaba la magnitud del recorte aunciado el pasado miércoles por el presidente del Gobierno, un hachazo endurecido después en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Tampoco los principales sindicatos, a quienes el mayor destrozo del Estado del bienestar de la historia es posible que les lleve a adelantar a septiembre la convocatoria de una huelga general que, en principio, se barajaba para octubre. Las manifestaciones y concentraciones espontáneas que empleados públicos y 15-M llevan realizando desde el pasado miércoles también han animado a las centrales a definir su calendario de acciones.

Fuentes sindicales han asegurado a Público que el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, se reúne mañana con los secretarios generales de todas las federaciones y uniones del sindicato. De ese encuentro saldrá una posible fecha para el tercer paro general desde que comenzó la crisis. No obstante, la fecha deberá consensuarse después con UGT. Fuentes de esta última organización aseguran que, por el momento, 'todo está convulso' y que, a falta de se ponga una fecha definitiva a la huelga, se sigue apostando por la 'movilización continua'. En declaraciones a RNE, Toxo ha reiterado que no descarta 'en absoluto' el uso de la huelga general, pero ha precisado que hay que verla 'con mucho detalle y con mucha calma'.

Dentro de las centrales, relatan fuentes sindicales, algunos sectores ven con ciertas reticencias el adelantamiento del paro general. La huelga es el último cartucho a quemar para presionar al Gobierno. Las organizaciones lo saben y por ello quieren prepararla bien. 'No se puede hacer una huelga para que sea un fracaso, hay que prepararla bien', aseguran. Sin embargo, dicen otras fuentes conocedoras de este proceso, un mes y medio -agosto prácticamente no cuenta- parece suficiente para la preparación de la convocatoria. 'Hay que patearse los centros de trabajo y llevar a cabo una densa tarea de preparación, pero creo que llegamos a tiempo', añaden desde uno de los sindicatos mayoritarios. 

Hasta hace quince días, aseguran desde CCOO, la previsión era que se realizaran marchas que, desde varias puntos del país, acabaran en una gran movilización en Madrid prevista para finales de julio. El plan inicial era que en esa convocatoria se diera a conocer la fecha definitiva del paro general. Pero el hachazo sin precedentes de Rajoy reventó estos planes y, en una comida 'discreta', como fue definida después por el entorno de ambos secretarios generales, los líderes de UGT y CCOO acordaron que la primera parada de su plan de acción contra los nuevos recortes tendría lugar el próximo jueves 19 de julio. Para ese día están convocadas manifestaciones en setenta ciudades españolas. 

Además, según ha informado CCOO, este sindicato ha hecho un llamamiento a todos los empleados públicos de la administración local para que se concentren todos los viernes de julio y agosto, a las 11 horas, frente a los ayuntamientos de sus localidades.