Público
Público

CCOO y UGT ven una huelga pero a futuro

Los sindicatos buscan apoyos para una movilización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reforma laboral aprobada por el Gobierno merece una huelga, pero el momento de convocarla aún no ha llegado. Esta es la conclusión de las palabras que los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, lanzaron ayer en una asamblea de delegados sindicales en la que buscaban calentar motores para las movilizaciones y explicar los puntos más graves de la norma.

El más explícito fue Toxo, que admitió que 'en cualquier otra circunstancia' la convocatoria de huelga se hubiera producido ayer mismo y en ese mismo acto. 'Pero eso es lo que quiere el Gobierno, agotarnos en el primer momento. Confía en que la gente está desmovilizada, atemorizada y que su plus de legitimidad impedirá que la gente siga a los sindicatos en la senda de una movilización general', había dicho poco antes en los Los desayunos de TVE. Por eso, el líder de CCOO invitó a los delegados sindicales a hacer 'un trabajo ingente' para conseguir 'la fuerza que algunos creen que no tenemos'. 'Necesitamos cambiar el ánimo de la gente, empezando por el de los trabajadores', dijo Toxo, que también llamó a trabajar con jóvenes y parados.

'Hace falta trabajo para conseguir la fuerza que creen que no tenemos'

Varias voces del público pidieron la convocatoria de huelga. 'Todo llegará', contestó. El auditorio donde se celebró la asamblea, en una sede de CCOO de Madrid, estaba abarrotado y cientos de personas siguieron las intervenciones agolpadas en pasillos y rincones e incluso desde la calle, donde se instalaron varios altavoces y una pantalla.

El secretario general de UGT subrayó que 'la misión más importante' ahora es transmitir a la gente 'lo que está sucediendo'. 'Hay que saber cuál es el estado de ánimo de la población', aseguró Méndez, que destacó que existen alternativas e invitó a defenderlas en la calle el próximo domingo.

Para el líder de UGT, si la reforma laboral no se frena puede hacer menguar las clases medidas y 'alterar gravemente la convivencia y el orden social': 'Pasaremos de una sociedad de barril con muchas clases medias a una con forma de reloj de arena, con muy pocas personas con mucho poder económico y capacidad de dominación social'.

Méndez alertó sobre la reducción de las clases medias que conlleva la reforma

Tanto Toxo como Méndez denunciaron la degradación de derechos laborales y llamaron a que las decenas de manifestaciones que las centrales han convocado para el próximo domingo en toda España conviertan las calles en un 'auténtico clamor' contra la reforma laboral.

Las reuniones de las centrales con los grupos parlamentarios para buscar apoyos continuaron ayer. Los líderes sindicales se reunieron con el portavoz de CiU, Antoni Duran i Lleida, que dijo que su grupo también estudia la posible inconstitucionalidad de algunos puntos para, en ese caso, sugerir al Gobierno una nueva redacción.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, pidió ayer tiempo para que la reforma laboral dé sus frutos, algo que, según estima, no ocurrirá 'como mínimo sólo hasta después del verano'. Rosell admitió que la situación de la economía es 'suficientemente complicada' para que no se pueda crear empleo a corto plazo.

El director de Relaciones Laborales de la CEOE, José de la Cavada, señaló que la nueva norma aporta más causas para justificar los ERE, aunque aseguró que eso no significa que las plantillas vayan a salir 'por la puerta'. 'Por el hecho de que la facturación de una empresa haya caído un 2% durante tres trimestres consecutivos, un juez no va a aceptar una reducción masiva de la plantilla. Tiene que existir una proporción', dijo.