Público
Público

CDC niega que haya cobrado comisiones y no descarta que Mas comparezca en la comisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CDC ha negado hoy que haya cobrado comisiones procedentes de los procesos de adjudicación de obra pública en Cataluña durante su mandato al frente del Govern y no descarta que su líder, Artur Mas, comparezca en la comisión de investigación del caso Palau en el Parlament a petición propia.

Varios medios de comunicación informaban este fin de semana que el ex presidente del Palau de la Música, Félix Millet, se repartía supuestas comisiones del 4% por obras públicas -entre ellas las obras de la Ciudad de la Justicia y la línea 9 del metro- con Carles Torrent, ex responsable de finanzas de CDC y administrador de la Fundación Trias Fargas vinculada a este partido.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del secretariado permanente de CDC, el secretario general adjunto, Felip Puig, ha reconocido que se subscribieron siete convenios de colaboración entre la Fundación Trias Fargas, vinculada a CDC, y el Palau de la Música, pero ha asegurado que fueron unos convenios "legales" que comportaron unos "ingresos" declarados a Hacienda.

Por ello, ante los datos que apuntan a esas presuntas comisiones del 4% por la adjudicación de obra pública y que aparecen en algunos documentos, el político convergente ha explicado que "nosotros no hemos visto ningún documento oficial".

"Es falso y fantasioso que ese dinero haya ido a la Trias Fargas", ha recalcado el secretario general adjunto.

En este sentido, Puig ha reiterado que "todos" los procesos de adjudicación de obra pública con los gobiernos de CiU fueron "absolutamente transparentes, impecables y pulcros".

"Tanto es así -ha insistido el político convergente- que CiU pidió una auditoría e hizo un análisis exhaustivo de todos los procesos de adjudicación de obra pública y no apareció ninguna irregularidad".

Por ello, Felip Puig ha expresado la "predisposición" de comparecer en la comisión de investigación del caso Palau tanto del líder de CiU, Artur Mas, como del ex conseller de Obras Públicas, Pere Macías, o de él mismo.

"Tanto Pere Macías como Artur Mas y yo mismo estamos en disposición de comparecer ante la comisión de investigación, y si no lo hemos hecho ya es porque el propio tripartito vetó nuestra comparecencia" cuando la solicitó su partido, ha declarado el político convergente, porque -ha dicho- Convergencia "no tiene nada que esconder".

"No descarto que seamos nosotros los que solicitemos comparecer en la comisión", ha sentenciado Puig, quien ha asegurado tener "la conciencia tranquila" y no "temer nada".

Con todo, el político convergente ha expresado su confianza en que ante esas posibles comparecencias de dirigentes de CiU en la comisión haya una reciprocidad por parte del tripartito y que los consellers de Economía y Obras Públicas, Antoni Castells y Joaquim Nadal, hagan lo propio por el caso del hotel Palau.

Pese a mostrar esta predisposición a la hora de comparecer ante la comisión, Puig ha reiterado la "percepción" de los dirigentes convergentes de que "estamos ante una inquisición política".

En opinión de Felip Puig, las "conjeturas" de los últimos días que apuntan a una presunta financiación irregular de este partido lo que pretenden es "desacreditar" y "desgastar" a CiU.

"Quiero recordar que la empresa patrocinadora -en referencia a Ferrovial- ha negado rotundamente en su comparecencia en la comisión tener relación con la financiación de partidos ni con fundaciones", ha declarado Puig y, en este punto, ha sentenciado: "ni hay proceso fraudulento ni ninguna empresa que financie irregularmente a un partido".