Público
Público

La CE apoya centrar en empleo los 82.000 millones de fondos sin asignar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea (CE) apoyó hoy concentrar en programas de creación de empleo los más de 80.000 millones de euros aún sin asignar del total de fondos estructurales y de cohesión correspondientes al período 2007-2013, una iniciativa que se discutirá en la cumbre de la UE del próximo lunes.

El Ejecutivo comunitario se alineó con la propuesta franco-alemana para redistribuir los fondos comunitarios que cada país tiene aún disponibles y dedicarlos fundamentalmente a iniciativas relacionadas con el empleo, sobre todo el juvenil, una medida que también apoya España.

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, defendió hoy la "reprogramación" de las ayudas comunitarias ya existentes, dado que "no hay mucha oferta" por parte de los Estados miembros para aportar nuevos fondos con el fin de impulsar el crecimiento y el empleo, "ni siquiera de los más ricos".

Barroso propuso en rueda de prensa que los países con mayor paro juvenil "trabajen en colaboración con la Comisión" para reubicar sus fondos disponibles a programas concretos de fomento del empleo.

El presidente de la CE citó como ejemplo a Italia, que ha reubicado "con gran éxito" unos 3.100 millones de euros de fondos europeos que le correspondían a proyectos de infraestructuras y ayudas a empresas.

En el borrador del texto que los líderes europeos prevén aprobar el lunes se propone una "redistribución de los fondos europeos disponibles" para iniciativas destinadas a fomentar el empleo, especialmente en los países con más paro entre los menores de 25 años.

España cuenta con unos 10.700 millones de euros sin asignar del total de fondos estructurales y de cohesión que le corresponden para el período entre 2007 y 2013, según informó hoy a Efe una fuente comunitaria.

Esta cantidad supone aproximadamente un tercio de los 34.658 millones de euros que le correspondían a España para el citado período, y se engloba en el total de 82.000 millones que tienen aún disponibles todos los países de la Unión Europea, una cifra anunciada hoy por el Ejecutivo comunitario.

España, el Estado de la UE con más desempleo juvenil (del 49,6 %, según datos de noviembre), también es favorable a la iniciativa, aunque aboga por un enfoque más ambicioso que el de Francia y Alemania, según afirmó hoy el secretario de Estado español para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo.

"Lo que decimos algunos es que una parte de ese remanente o todo ello se asigne a políticas concretas nuevas", dijo en alusión a los fondos no utilizados Méndez de Vigo, quien mencionó iniciativas concretas como "las de formación de jóvenes".

La CE informó hoy de que los países de la UE disponen de unos 82.000 millones de euros sin asignar del total de fondos estructurales y de cohesión correspondientes al período entre 2007 y 2013.

Esto supone aproximadamente un cuarto del total de fondos para el actual marco presupuestario (347.000 millones), una proporción "normal" teniendo en cuenta que los países aún tienen hasta finales de 2013 para asignar las ayudas a proyectos concretos, según explicó en rueda de prensa el portavoz de Política Regional en la CE, Ton van Lierop.

De los 82.000 millones disponibles, 22.000 millones pertenecen al Fondo Social Europeo (FSE), destinado a programas de fomento del empleo y de inserción social, y 60.000 millones a los Fondos de Desarrollo Regional (FEDER) y los Fondos de Cohesión, dedicados a fomentar la convergencia económica y social de las zonas rurales y urbanas más desfavorecidas.

La Comisión aboga por que cada país comunitario "haga un uso más eficiente de sus propios fondos disponibles", no por una redistribución del total de ayudas sin asignar, según aclaró el portavoz.

Si se tiene en cuenta sólo el Fondo Social Europeo, las ayudas centradas en la creación de empleo, España tiene actualmente sin asignar unos 4.000 millones de euros, del total de 11.400 millones que le correspondían para el período 2007-2013.

La propuesta de hoy no es totalmente nueva, puesto que la Comisión Europea recomendó el mes pasado a los Estados comunitarios que aceleraran el uso del FSE, dada la grave situación del paro en la UE, que afecta a más de 23 millones de ciudadanos.

De hecho, la CE ya está en contacto con las autoridades españolas para ofrecer orientación y asesoramiento técnico sobre los fondos, con objeto de facilitar su uso y concentrarlo en programas de empleo destinados a los jóvenes como las prácticas laborales o el apoyo a los emprendedores, según explicaron a Efe fuentes comunitarias.