Público
Público

La CE autoriza a Santander y RBS la adquisición de ABN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bruselas, 19 sep (EFE).- La Comisión Europea autorizó hoy a Santander y Royal Bank of Scotland (RBS) a hacerse con parte de los activos de ABN-Amro, dentro de una operación que también incluye a Fortis, sobre cuya entrada en ABN, Bruselas se pronunciará más adelante.

El Ejecutivo comunitario llegó a la conclusión de que la adquisición por parte de Santander y RBS de activos de ABN no perjudicará a la competencia en el Espacio Económico Europeo.

Las tres entidades han presentado una opa por la totalidad del banco holandés, por el que ofrecen alrededor de 71.000 millones de euros, por encima de los cerca de 65.000 millones de euros que está dispuesto a pagar el británico Barclays.

El consorcio ya recibió el lunes el visto bueno del Ministerio de Finanzas holandés que, junto al de la autoridad europea de competencia, es preceptivo para llevar a cabo la operación.

La opa presentada por Barclays también ha obtenido sendas autorizaciones.

Bruselas ha analizado la oferta del consorcio, cuyo objetivo es repartirse las distintas divisiones de ABN, como tres fusiones independientes.

Para evitar efectos negativos sobre la competencia, Fortis ha presentado a las autoridades comunitarias una propuesta sobre su parte de la operación, para cuyo análisis la Comisión tiene hasta el próximo 3 de octubre.

En un comunicado, el Ejecutivo de la UE recordó que ABN opera en cuatro segmentos principales: banca personal, banca privada, clientes empresariales y comerciales y clientes corporativos e institucionales.

Según el reparto acordado por las tres entidades, Santander se quedará con el negocio de ABN en Latinoamérica (excluida banca mayorista fuera de Brasil y la división de gestión de activos) y con la entidad italiana Antonveneta.

Bruselas analizó la entrada del banco español en ABN en base a su procedimiento simplificado de evaluación de concentraciones, al considerar desde el principio que la operación no suscitaba ningún problema de competencia en Europa.

RBS, por su parte, se hará con el negocio de ABN en Norteamérica, las unidades empresarial y mayorista en Holanda y Latinoamérica (excepto Brasil) y los clientes empresariales en Asia y Europa (excepto Antonveneta).

La Comisión detectó cierto solapamiento horizontal en las actividades del banco escocés y ABN en Europa, pero concluyó que la entidad resultante seguiría afrontando una competencia importante en todas las áreas de negocio.

Esta semana es clave para la opa del consorcio sobre ABN, pues además de recibir las autorizaciones a la operación del Gobierno holandés y la Comisión, mañana se celebra una junta extraordinaria en la que los accionistas del banco holandés discutirán su oferta y la de Barclays.