Público
Público

La CE da dos meses a la CMT para que revise la regulación de servicios mayoristas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) ha abierto un procedimiento de revisión de dos meses para las propuestas planteadas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) relativas a los servicios mayoristas de banda ancha, según informó hoy en un comunicado el organismo regulador.

En este sentido, la CMT anunció que trabajará con los servicios de la CE para alcanzar lo antes posible un acuerdo sobre algunos puntos que necesitan una mayor argumentación debido a las "dudas" que ha manifestado la Comisión acerca de "algunas de las propuestas de definición del mercado planteadas por el organismo".

Asimismo, la CE ha dado el visto bueno a la propuesta de regulación presentada por la CMT para el acceso mayorista a las infraestructuras de Telefónica, que incluye el acceso al bucle de cobre, el último tramo de la red que conecta las centrales telefónicas con los domicilios de los usuarios.

La CMT envió hace un mes la propuesta de regulación de ambos mercados a Bruselas para su aprobación y abrió una consulta para que Gobierno y operadores interesados pudieran opinar sobre la propuesta.

Bruselas contestó hoy a la propuesta de la CMT aceptando la regulación del conocido como "mercado 4", que es el relativo al acceso a las infraestructuras de bucle de cobre entre la centrales telefónicas y los domicilios de los usuarios, y el acceso a los nodos (armarios que permiten ofrecer mayores anchos de banda).

La propuesta de la CMT en este mercado garantizaba a los operadores alternativos el acceso a las canalizaciones de Telefónica para que pudieran tender sus propias redes.

En la propuesta sobre el "mercado 5", que regula la oferta mayorista de Telefónica a los operadores alternativos, Bruselas ha preferido estudiar con mayor profundidad la propuesta por lo que ha abierto la llamada fase II que establece el periodo máximo de dos meses para subsanar sus dudas.

La CMT había decidido no regular el acceso a Internet a velocidades de más de 30 megabits por segundo mientras que obligaba a la operadora a ofrecer servicios mayoristas para velocidades inferiores y mantenía la regulación sobre el bucle de abonado para garantizar la inversión realizada por los operadores alternativos.

En este mercado es donde ha habido mayores controversias ya que las operadoras alternativas piden una oferta mayorista que garantice la competencia.