Público
Público

La CE dice que el buen uso del dividendo digital sería como inyectar 50.000 millones a economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea (CE) ha pedido hoy una acción coordinada para sacar el máximo partido al "dividendo digital" -el espectro radioeléctrico que se liberará con el paso del sistema analógico al digital- porque un buen uso de este podría equivaler a inyectar 50.000 millones de euros en la economía.

Con este objetivo, el ejecutivo comunitario ha adoptado hoy un plan que además promoverá la inversión y la competencia en los potenciales y nuevos servicios que puedan surgir gracias al excedente de frecuencias.

El portavoz comunitario de Telecomunicaciones, Martin Selmayr, ha recalcado que los beneficios obtenidos si se maximiza el reparto del espectro sobrante podrían oscilar entre 20.000 y 50.000 millones de euros en los próximos quince años.

Para lograr esta coordinación europea, Bruselas ha instado a los Estados miembros a que aceleren el apagón analógico, de manera que para el 1 de enero de 2012 el sistema digital esté completamente instaurado en los Veintisiete.

Este proceso liberará el 80% de las frecuencias, que podrán emplearse para impulsar Internet sin cables, teléfonos móviles más avanzados o canales televisivos interactivos y de alta definición.

"El dividendo digital es una oportunidad única para extender a toda Europa la banda ancha e impulsar algunos de los sectores más innovadores de nuestra economía", ha recalcado la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding.

En el plan adoptado hoy, la Comisión propone además una serie de criterios técnicos para utilizar una frecuencia concreta (el 790-862 MHz), en la que aquellos estados que lo deseen puedan suministrar a partir de 2010 nuevos servicios sin cable, como los teléfonos de tercera y cuarta generación.

Gracias a la armonización de las condiciones técnicas, se evitará además la fragmentación del mercado único.

Bruselas también ha propuesto el establecimiento, junto con el Parlamento y el Consejo de la UE, de "objetivos estratégicos" que cimenten una posición común europea en las negociaciones internacionales sobre el reparto del espectro con los países vecinos.

Aunque Selmayr ha precisado que el uso de las nuevas frecuencias será una responsabilidad de cada Estado miembro, el portavoz ha subrayado que el dividendo digital supondrá una "oportunidad única" para incrementar la competitividad y la cohesión social en Europa.