Público
Público

La CE dice que el efecto de las turbulencias no ha terminado y los bancos anunciarán más pérdidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea considera que el efecto de las turbulencias en los mercados financieros no ha llegado aún a su fin y vaticina que en las próximas semanas, cuando muchos bancos publicarán informes financieros, se ampliará el alcance de las pérdidas.

En un análisis sobre la situación de los mercados, Bruselas señala que las entidades siguen siendo vulnerables ante posibles deterioros de los mercados de bonos estructurados y apunta que también se verá reducida su rentabilidad.

La Comisión incide, no obstante, en la solidez de los bancos de la UE, pues la mayoría no invirtieron en el mercado estadounidense de hipotecas de alto riesgo ("subprime") y los que lo hicieron cuentan con inversiones suficientemente diversificadas para compensarlo.

El ejecutivo comunitario también hace hincapié en que los Veintisiete cuentan con un marco regulatorio y de supervisión bancaria muy estricto, en el que incluso se está trabajando para reforzarlo.

Cuando estalló la crisis de las hipotecas, recuerda, tanto el sector financiero como la economía europea en su conjunto estaban en una posición fuerte y saneada.

Bruselas también valora la rapidez con que intervinieron los bancos centrales, entre ellos el Banco Central Europeo (BCE), para afrontar los problemas de liquidez generados por la falta de confianza.

La Comisión reitera que, a pesar de la persistencia de la incertidumbre, la economía europea está mejor preparada que la de EEUU para "capear el temporal" de la crisis.

En este contexto, indica que el saneamiento presupuestario en la UE es un factor clave, así como el dinamismo del mercado laboral y la mayor tasa de ahorro de las familias.

Considera, asimismo, que la repercusión de el ajuste inmobiliario será mayor en EEUU que en el conjunto de la economía de los Veintisiete.

Respecto al encarecimiento del petróleo y de otras materias primas, recuerda que Europa ha aumentado considerablemente en los últimos años su eficiencia energética y, además, la apreciación del euro amortigua el impacto de la subida del crudo.

En cuanto a las medidas para prevenir futuras crisis financieras, Bruselas alude a la "hoja de ruta" pactada a finales del año pasado por los responsables de Finanzas, centrada en aumentar la transparencia en el mercado y mejorar la vigilancia preventiva.

En ese contexto, la Comisión también anunció el año pasado la apertura de una investigación sobre el funcionamiento de las agencias de calificación de riesgos -cuya tardanza en alertar de la crisis de las hipotecas de "alto riesgo" suscitó dudas sobre su independencia-.