Público
Público

La CE pide no despertar fantasmas del pasado y combatir la xenofobia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha hecho hoy un llamamiento a "no volver despertar fantasmas del pasado" y ha dejado claro que "el racismo y la xenofobia" no tienen sitio en Europa.

En plena polémica sobre las expulsiones de gitanos decretadas por el Ejecutivo francés, Durao Barroso ha subrayado ante el Parlamento Europeo (PE) que "los gobiernos tienen que respetar los derechos humanos, incluyendo los de las minorías".

"En asuntos tan sensibles, cuando aparece un problema, todos debemos actuar con responsabilidad. Hago un fuerte llamamiento a no volver a despertar fantasmas del pasado europeo", ha señalado en su primera intervención en el debate sobre el Estado de la Unión, que se celebra en Estrasburgo (Francia).

El jefe del Ejecutivo comunitario no ha mencionado explícitamente al país galo, pero sus palabras han sido interpretadas en ese sentido por buena parte de la cámara -muy crítica con la política de las autoridades francesas-, que las ha recibido con aplausos.

Entre ellos, el líder socialdemócrata, Martin Schulz, quien se ha mostrado de acuerdo con Barroso en que "Europa sólo puede salir airosa si defiende sus valores fundamentales", pero que le ha recriminado el no haberse referido directamente a Francia en su discurso.

"Hay que conseguir que los gobiernos bajo presión no caigan en la caza de brujas. Y todos sabemos qué gobierno, el de (Nicolas) Sarkozy y (François) Fillon, ha caído en ella", ha denunciado Schulz.

En la misma línea, el portavoz del grupo Liberal, Guy Verhofstadt, ha asegurado que lo que está ocurriendo en Francia es "inaceptable" y ha recordado que "lamentablemente no es un caso aislado".

"Veo como varios gobiernos que se enfrentan a las dificultades de la crisis económica caen progresivamente en una especie de tentación populista de xenofobia y racismo", ha advertido Verhofstadt.

El ex primer ministro belga ha subrayado que los gitanos "son ciudadanos europeos" y que "no se puede aceptar que sus derechos sean violados".

"La Comisión, señor presidente, como guardián de los tratados, debe reaccionar sin ninguna concesión. No es su derecho, es su deber institucional", le ha dicho Verhofstadt a Barroso.

El líder de Los Verdes, Daniel Cohn-Bendit, se ha sumado a esa petición y ha pedido a la CE que diga abiertamente que Francia "viola los tratados" europeos con su política de repatriación de gitanos a Rumanía y Bulgaria.

La Eurocámara tiene previsto debatir esta tarde la situación de la comunidad gitana en Francia y otros países en una sesión en la que participarán las comisarias europeas de Interior, Cecilia Malmstrom, y de Justicia, Viviane Reding.

El Parlamento votará esta semana una resolución al respecto, que podría incluir una crítica a Francia si sale adelante la postura que se defiende en las propuestas planteadas por socialistas, liberales, verdes y el grupo de la Izquierda Unitaria.