Público
Público

La CE presentará un informe del sector lácteo sin cambios en las cuotas ni en los precios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea (CE) presentará el miércoles su informe en reacción a la crisis del mercado lácteo, en el que confirmará que no se va a cuestionar ni el aumento ni la supresión de las cuotas lecheras y rechazará la "fijación de precios", según un borrador, al que ha tenido acceso Efe.

El Ejecutivo comunitario hará público el estudio sobre el sector lácteo, al que se comprometió en la última cumbre de líderes de la UE en junio, ante la delicada situación económica de los productores de leche, que han provocado protestas en países de la UE, como España.

Bruselas dictaminará que la solución a los problemas de esta ganadería deben darla los Gobiernos, con los medios comunitarios disponibles y remarcará que no se pueden "suspender" las decisiones de la UE sobre el incremento de los cupos lecheros y su supresión en 2015.

En ese sentido, la CE sugerirá, por ejemplo, que los países concedan una ayuda estatal de 15.000 euros por productor, para paliar la crisis financiera, pero pretende que esta medida se extienda a todos los sectores agrarios, además del lácteo.

En su estudio, la Comisión insistirá en que reabrir el debate sobre las cuotas crearía "incertidumbre" en el sector y retrasaría su reestructuración, al contrario de lo que han reclamado muchos ganaderos, partidarios de rebajar esos cupos o "congelarlos".

Para aquellos países que quieran "frenar" su producción de leche, la única idea que dará Bruselas será la posibilidad de que la multa por rebasar los cupos se aplique "individualmente", al ganadero que se haya excedido, según el texto preparado por los servicios de la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel.

Ahora, la penalización por superar la cuota se impone por igual a todos los productores, cuando un país se pasa de la cantidad asignada.

En su análisis, la CE admitirá que los precios de la leche están por debajo de los registrados hace nueve años y que esto no se ha reflejado en un abaratamiento de lo que paga el consumidor por los lácteos.

Asimismo, se hará eco el malestar de los ganaderos pues la remuneración ha bajado de los 30 ó 40 céntimos por litro de leche, hace un año, a los 20, 21 céntimos o incluso menos que obtienen ahora.

A pesar de estas cifras, la CE rechazará medidas que vulneren la competencia, entre las que incluye la fijación de precios, cárteles sectoriales o el etiquetado de origen nacional de los lácteos, como el que se plantea en Francia.

En su diagnóstico, la CE remarcará que se espera una recuperación, que las posibilidades financieras para dar más ayudas al sector lácteo son limitadas.

Asimismo, descartará rebajar los requisitos, en lo que se refiere a índices de precios, que desencadenan las ayudas a la intervención o compra pública.

La CE apuntará pequeñas actuaciones como nuevas partidas para la promoción; el intento de evitar el uso de sustitutivos de la leche -como grasas vegetales- en helados y en quesos y un programa más atractivo de reparto gratuito de leche en las escuelas.

Los ministros de Agricultura debatirán sobre el informe en un Consejo extraordinario que se celebrará el 7 de septiembre.