Público
Público

La CE propondrá la tasa 'Tobin' en octubre

Bruselas estudia un tipo "muy bajo", que requerirá unanimidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea presentará 'seguramente' el próximo mes de octubre su propuesta legislativa para crear un impuesto sobre las transacciones financieras en los países miembros de la UE. En todo caso, según ha indicado la portavoz del Ejecutivo comunitario, Cristina Arigho, será 'antes de la reunión del G-20 en noviembre' que se celebrará en Cannes (Francia). Según una fuente del Ejecutivo comunitario, el impuesto 'sería muy bajo' y la base imponible, 'muy amplia'.

Bruselas ya propuso el pasado 29 de junio crear una tasa sobre las transacciones financieras, inspirada en la denominada tasa Tobin, en honor del premio Nobel de Economía James Tobin, que en 1972 propuso aplicar un pequeño impuesto (por ejemplo, del 0,01%) sobre las transacciones internacionales o sobre todas las transacciones en los mercados financieros (Bolsa, bonos, derivados...).

Según la Comisión, evitará distorsiones, porque varios países gravan a la banca

La propuesta de tasa, que esta semana ha recibido el respaldo de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente francés, Nicolas Sarkozy, requiere el apoyo unánime de todos los países miembros. En la actualidad, Bélgica, Francia, Reino Unido, Finlandia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Chipre, Rumanía y Polonia tienen ya 'algún tipo de impuesto sobre las transacciones financieras', por lo que la Comisión Europea considera que la propuesta permitirá 'evitar distorsiones' a nivel comunitario, explicó Arigho.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, dijo en septiembre del año pasado, después de que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometiera a defender la implantación de esa tasa ante los organismos internacionales, que se trata de una 'buena idea, pero complicada de llevar a la práctica', porque requeriría 'voluntad por parte de todos' los países, a escala global.

En junio pasado, Bruselas también propuso un nuevo IVA comunitario para financiar el presupuesto de la UE del periodo 2014-2020 y reducir así las contribuciones directas de los estados miembros, que en la actualidad representan casi dos tercios del total. 'El objetivo es sustituir los ingresos del IVA actual. Podría ser sustituido con el impuesto sobre las transacciones financieras. Actualmente, Bruselas obtiene entre 15.000 y 20.000 millones de euros procedentes del IVA comunitario', explicó un funcionario de Bruselas.

Los dos nuevos impuestos europeos podrían permitir recaudar 60.000 millones en 2020, según el comisario de Presupuestos, Janusz Lewandowski.