Público
Público

La CE propone una ayuda de 500 millones de euros para Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, presentará hoy ante el Consejo de ministros de la UE su propuesta de destinar 500 millones de euros para la reconstrucción de Georgia tras la guerra con Rusia.

"La ayuda irá dirigida a cuatro áreas principales: personas desplazadas internamente, rehabilitación y recuperación económica, estabilización macrofinanciera y nuevas infraestructuras, particularmente en el campo de la energía", explicó Ferrero-Waldner en rueda de prensa.

Los 500 millones de euros procederían del presupuesto comunitario, cubrirían el periodo 2008-2010 y estarían destinados a todo el territorio georgiano, incluidas Osetia del Sur y Abjasia.

La UE destina cada año alrededor de 30 millones de euros a Georgia y para este año ya ha comprometido 100 millones de euros hasta finales de año, con la idea de poder asistir al país de manera rápida.

En cuanto a la celebración de una conferencia de donantes para Georgia, Ferrero-Waldner ha avanzado que espera que la decisión final al respecto se produzca hoy en el Consejo de ministros.

"He propuesto que se celebre en Bruselas" -algo que aún está por ver-, pero "lo más importante es que se celebre lo antes posible".

Todas las ayudas de la UE a Georgia están condicionadas a que este país respete los derechos humanos y determinados requisitos financieros y políticos, recogidos en la llamada política europea de vecindad.

Dijo que también hay que hacer frente a las necesidades de países como Armenia o Azerbaiyán, que sufren desde el punto de vista económico las consecuencias del conflicto de manera directa, y de los afectados indirectos como Ucrania y Moldavia, preocupados por su integridad territorial.

Asimismo, ha destacado la importancia de mantener un contacto fluido con Rusia, con la que existen "intereses interconectados" y "una interdependencia económica".

Ferrero-Waldner considera que la UE debería concentrarse en mantener a Rusia comprometida, ya que "su aislamiento perjudicaría a todo el continente".

La revisión de relaciones con Rusia pedida por el Consejo Europeo extraordinario del 1 de septiembre consistirá, según ella, en "una evaluación objetiva de las áreas de cooperación actuales y futuras, incluyendo todas nuestras actividades bilaterales y también iniciativas regionales".