Público
Público

La CE propone estrictas medidas para reformar las agencias de calificación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) propuso hoy una serie de medidas estrictas para reformar y supervisar del sector de las agencias de calificación de crédito, a fin de garantizar su independencia de las entidades financieras que evalúan y la credibilidad de sus análisis.

Esta propuesta responde al papel negativo de estas agencias en la actual crisis financiera, ya que no apreciaron debidamente el alcance de los excesivos riesgos que asumieron muchas entidades bancarias y financieras en la crisis de las "hipotecas basura" estadounidenses.

"Estas normas tan estrictas" son necesarias para "restaurar la confianza del mercado" y garantizar "la independencia analítica de las agencias", afirmó el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Charlie McCreevy, en una conferencia de prensa.

McCreevy recalcó que las agencias de calificación "ya no podrán defenderse diciendo que sus calificaciones son meras opiniones" y podrán ser sancionadas si no actúan correctamente.

El comisario reconoció que antes no era partidario de regular este sector pero cambió de opinión con el desencadenamiento de la crisis financiera, durante el verano de 2007, tras lo cual "pasaron varios meses" antes de que las agencias redujeran el nivel de sus calificaciones.

Estas son algunas de las principales medidas presentadas:

- Las agencias de calificación de crédito estarán bajo una supervisión doble: primero de las autoridades nacionales que regulan los mercados financieros y después a través de un registro en el Comité de Reguladores Bursátiles Europeos (CESR, en sus siglas en inglés), un organismo consultivo independiente que trabajará en contacto con los supervisores nacionales.

- Las agencias de calificación no podrán prestar servicios de asesoramiento.

- Tampoco se les permitirá calificar instrumentos financieros si no disponen de suficiente información de calidad sobre la que basar su actividad.

- Estas agencias deberán implantar una estructura interna de revisión de la calidad de sus calificaciones.

- Sus consejos de administración o supervisión tendrán que tener al menos tres directores independientes, cuya retribución no esté supeditada a los resultados de la agencia, y al menos uno de ellos debe ser experto en seguros y financiación estructurada.

Estos administradores serán nombrados por un único mandato no superior a cinco años y solo podrán ser destituidos por falta profesional.

- Las agencias deberán informar sobre los modelos, metodologías y supuestos fundamentales que sirvan de base para efectuar su calificación.

- Además, estas empresas tendrán que presentar un informe anual de transparencia.

El comisario McCreevy consideró que al sector "le debería gustar" esta propuesta, ya que la principal baza que tiene una agencia de calificación "es su reputación", y afirmó que "la reputación de las agencias ha disminuido en el último año".

La propuesta de la CE critica duramente a las agencias, y cita "prácticas cuestionables respecto a conflictos de interés" y las acusa de que la calidad de sus calificaciones quedó "comprometida por la búsqueda de beneficios".

Para Bruselas, estas agencias no consideraron de forma suficiente el riesgo que implicaban los instrumentos financieros más complicados, especialmente los llamados "productos estructurados", que ofrecen un interés superior pero están respaldados por bienes menos seguros, como las "hipotecas basura".

El Ejecutivo de la UE también señaló que las agencias de calificación adolecían de "insuficiente transparencia" y una "falta de supervisión".

McCreevy confía en que las medidas presentadas hoy podrán entrar en vigor dentro de un año aproximadamente, ya que tanto el Parlamento Europeo como la Presidencia francesa de turno han avanzado que quieren actuar "con la mayor agilidad posible".

Añadió que la CE dialogará con EEUU sobre estas medidas, pero que la Unión Europea seguirá adelante con su implantación incluso si Washington no adopta una regulación similar.