Público
Público

La CE propone suavizar la reducción de las subvenciones agrícolas directas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) ha ofrecido hoy a los países comunitarios suavizar su propuesta para reducir las subvenciones agrícolas directas, de manera que la rebaja llegue al 11% de la ayuda en 2012, en lugar del 13%, inicialmente previsto.

La CE y la presidencia francesa de turno de la UE han presentado una propuesta de compromiso para propiciar esta noche un acuerdo sobre la revisión de la Política Agrícola Común (PAC), que los ministros de Agricultura negocian desde hace un año.

El texto modera la propuesta inicial en lo que se refiere a la llamada "modulación", es decir la rebaja de las ayudas directas con el fin de destinar ese dinero a otras políticas en el campo, las de desarrollo rural y que se aplica ya a un 5% de los pagos para los productores que perciben más de 5.000 euros.

Bruselas propuso inicialmente que esa rebaja fuera cada vez mayor hasta llegar al 13% en 2012 y en la nueva oferta la sitúa en el 11%.

En el caso de los productores que obtienen más de 100.000 euros en subsidios, Bruselas también ha suavizado la reducción, que pasaría del 16% al 12%; para los que perciben entre 100.000 y 200.000 del 19% al 15% y para los que obtienen más de 300.000, del 22% al 17%.

La reducción de pagos directos afecta en España a un 30% de los agricultores, aproximadamente, según datos de 2006.

La nueva oferta prevé que el dinero extraído gracias a ese recorte pueda destinarse, entre otras medidas, a ayudar a los productores de leche en zonas frágiles para paliar los problemas por la situación del mercado y el fin de las cuotas.

El texto de compromiso no incluye novedades sobre el futuro de las cuotas lecheras, pues mantiene la intención de suprimirlas en 2015 y entre tanto, los incrementos del 1% anuales de esos cupos, en cinco años.

Por otro lado, la CE ha propuesto atrasar hasta 2012 la reforma en ayudas a sectores como el arroz, los forrajes, los frutos secos, el vacuno -excepto en vaca nodriza- y permitir que hasta esa fecha puedan seguir dándose las primas condicionadas a la cantidad producida.

Esto supone una excepción o un período transitorio, respecto a la la propuesta de Bruselas de convertir lo máximo posible de las ayudas en el "pago único" que ya se da para algunos segmentos y que consiste en un apoyo por hectárea o superficie y que no obliga al productor a declara un volumen determinado de cosecha o ganado.

En aceite de oliva, trigo y cultivos arables Bruselas propone que todas las ayudas se conviertan en ese "pago único" en 2010.

En cuanto al tabaco, la Comisión no ha cedido a las demandas de los productores para prorrogarlas hasta 2013 y ha insistido en que se mantiene lo acordado en la regulación actual, para que continúen hasta 2010 y después la mitad se convierta en un pago único.