Público
Público

Cecilia Roth se enfrenta en "El nido vacío" a un papel muy diferente a ella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actriz Cecilia Roth se mostró hoy encantada de su participación en "El nido vacío", de Daniel Burman, una película en la que hace un papel muy diferente a los que han caracterizado su carrera, muy lejos de su propia personalidad y que fue el desafío que le atrajo del proyecto.

Roth interpreta a Martha, una mujer burguesa, casada con un escritor, y que se enfrenta al denominado síndrome de nido vacío cuando los hijos se marchan a estudiar fuera y tiene que buscar cosas con las que ocupar su tiempo.

Una simpática y relajada Cecilia, que se muestra muy satisfecha por el trabajo con Burman y con el actor co-protagonista del filme, Oscar Martínez.

"Me lo he pasado muy bien" en el rodaje, explica la actriz, que resalta que siempre le habían gustado "muchísimo" las películas de Burman, pero que nunca pensó que pudiera trabajar con él porque hasta ahora había hecho un cine "muy generacional", en trabajos como "El abrazo partido" (2004) o "Derecho de familia" (2006).

"Me divertí mucho en el rodaje, en los ensayos previos. Me divierte mucho la mirada con la que Daniel observa la realidad, con ese enorme humor muy judío y porteño que es una buena combinación", explicó.

Por ello, sabía que si Daniel le ofrecía algo "iba a estar bien", así que, asegura entre risas, "casi ni lo pensé. Leí el guión e inmediatamente sabía que sí", que lo haría.

"Tenía muchas ganas de trabajar con Daniel y con Oscar, que es un actor extraordinario. Y la idea de la película me parecía que era un desafío interesante para enfrentar así que no me lo pensé mucho".

A pesar -o precisamente por eso- de que el personaje de Martha poco tiene que ver con ella.

"Es sin duda diferente" a lo que he hecho hasta ahora y "de eso se trata, de buscar siempre algo diferente. Es lo más atractivo".

Un personaje además que parece menos complejo de lo que en realidad es y que construyeron con "capas de cebolla para ir descubriéndolo".

"De nidos vacíos sabemos todos, no hace falta tener 50 años, no hace falta que se vayan tus hijos o que haya crisis de desencuentros en las parejas. Atravesamos por diferentes nidos vacíos internos".

Lo más complicado fue construir "esa naturaleza de Martha, de una vitalidad extrema, dispuesta a todo y que quiere comerse la vida y a la que la crisis de su marido le molesta un poco".

También fue difícil el hecho de que es como reencuentro de dos desconocidos pero que tienen una relación de años.

Para ello hubo mucho trabajo previo de ensayos con Oscar y con Daniel. "Para dar a esa pareja una verdad de años, de pareja de años, que además está en crisis, y ese fue el desafío".

Sobre sus proyectos, acaba de terminar la segunda temporada de la serie de televisión "Epitafios", un "policiaco oscurísimo" con Julio Chávez y Leonardo Sbaraglia y del que ha salido "agotada tras seis meses de pegar tiros" y un documental "que presento e intervengo como entrevistadora sobre la trata de personas, la esclavitud del siglo XXI".

Y con ganas de tomarse un respiro aunque abierta a volver a España.

"Echo mucho de menos España pero en estos últimos tres años mi hijo empezó el colegio y no me lo podía llevar. Y me duele mucho trabajar fuera sin poder llevar a mi hijo".