Público
Público

La CEDEAO sigue amenazando con una intervención militar en la Costa de Marfil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La posibilidad de que la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) emplee la fuerza militar para sacar a Laurent Gbagbo del poder en Costa de Marfil sigue vigente, pese a las negociaciones en curso para resolver la crisis pacíficamente, dijo hoy a Efe el portavoz de la organización.

Sunny Ugoh, portavoz de la CEDEAO, recalcó que "los jefes militares (de los países de la CRDEAO) que se han reunido en Abuya los dos días pasados han terminado su trabajo. Lo único que falta, es activar la opción militar", recalcó.

Negó que la CEDEAO haya descartado o aplazado su amenaza de usar la fuerza legítima para expulsar a Gbagbo del poder, si éste no renuncia y no permite ocupar la Presidencia a Alassane Ouattara, reconocido internacionalmente como ganador de la segunda vuelta de los comicios presidenciales del 28 de noviembre.

Para Ugoh, la decisión de la delegación de tres presidentes de la CEDEAO, los de Benin, Cabo Verde y Sierra Leona, que visitó el martes pasado Abiyán y se entrevistó con Gbagbo y Ouattara, de volver el día 3 de enero, "es lo correcto de acuerdo con lo que encontraron allí".

"Si llegaron allí y les hicieron algunas propuestas, sería irresponsable que no las tuvieran en consideración", dijo Ugoh, pero insistió en que, sin embargo, "la CEDEAO no ha revertido la decisión que tomaron los jefes de Estado el pasado 24 de diciembre en la cumbre extraordinaria sobre Costa de Marfil".

"El resultado de la cumbre fue claro: Gbagbo tiene que dejar el poder o enfrentarse al uso de la fuerza legítima. Sabemos quién ganó las elecciones en Costa de Marfil (Ouattara) y hemos trazado una línea que no se puede superar. Lo que no es negociable es el hecho de que Gbagbo se tiene que ir", apostilló el portavoz de la CEDEAO.

Los presidentes de Benin, Yayi Boni; de Cabo Verde, Pedro Pires; y de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, que formaron la delegación, se reunieron ayer en Abuya con el jefe del Estado de Nigeria y titular de turno de la CEDEAO, Goodluck Jonathan, para explicarle el resultado de sus gestiones.

Jonathan calificó de "positiva" la visita y los presidentes decidieron volver a Abiyán el próximo lunes para nuevas conversaciones con Gbagbo y Ouattara.

Mientras tanto, ayer finalizó en Abuya una reunión del Comité de Jefes de Estado Mayor de la CEDEAO, para estudiar los detalles de un posible despliegue de tropas y asuntos estratégicos, tácticos y logísticos que comportaría la eventual operación para sacar a Gbagbo del poder.

La reunión fue a puerta cerrada, pero según dijo a Efe una fuente de la CEDEAO los altos jefes militares completaron los planes para una posible intervención para colocar en el poder a Outtara, lo que hoy confirmó Ugoh.

La tensión y el temor a una guerra civil dominan la vida de Costa de Marfil desde las elecciones del pasado 28 de noviembre, que han dejado al país con dos presidentes y dos Gobiernos y la violencia ha aparecido en el país, donde la ONU ha confirmado que al menos 173 personas han muerto y quedan cientos de denuncias sin investigar.

Además, si se confirman las últimas cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cerca de 20.000 personas, la mayoría mujeres y niños, han huido del país y se han refugiado en Liberia por temor a reanudación de la guerra, que entre 2002 y 2007 partió el país, que aún sigue dividido.