Público
Público

CEISS, Caja3, Liberbank y BMN necesitan 1.865 millones de euros

A cambio del dinero, Bruselas fuerza a reducir un 30% de media el tamaño de las entidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea impuso este jueves sus conidiciones a las entidades financieras del grupo 2, aquellas que según el informe de Oliver Wyman necesitan recapitalizarse pero no precisan ser nacionalizadas. Banco Mare Nostrum (BMN), Banco Ceiss y Liberbank y Caja3 recibirán una inyección de capital de 1.865 millones de euros del fondo de rescate (MEDE) con el fin de garantizar su viabilidad futura. A cambio, las tres primeras cajas tendrán que reducir su tamaña un 30% hasta 2017 y Caja3 deberá ser absorbida por Ibercaja.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, explicó este jueves los planes de reestructuración de las cuatro entidades, condición previa para el desembolso de la ayuda europea. En concreto, BMN recibirá 730 millones de euros (de 2.208 identificados en las pruebas de resistencia), Banco Ceiss se beneficiará de 604 millones (de 2.063 millones), a Caja3 le corresponden 407 millones (de 779 millones) y Liberbank recibirá 124 millones (de 1.198 millones).

En conjunto, los fondos del rescate europeo para estos cuatro bancos ascienden a menos del 30% de las necesidades de capital constatadas en las pruebas de resistencia, según ha explicado la Comisión en un comunicado.

El resto se cubrirá mediante el reparto de cargas (que aportará más de 2.000 millones de euros de capital), la venta de activos y otras medidas de gestión (más de 1.000 millones de euros), sin olvidar la transferencia de activos y préstamos tóxicos a la sociedad de gestión de activos Sareb (en torno a 1.000 millones de euros).

Con relación a 2010, la reducción de tamaño será superior al 40% en el caso de BMN, rondará el 30 % en el caso de Ceiss, y se acercará al 25% en el de Liberbank. Caja3 se integrará completamente en Ibercaja, lo que garantizará su retorno a la viabilidad en los cinco años del periodo de reestructuración.

España se ha comprometido a vender Banco Ceiss y a que BMN y Liberbank coticen en bolsa antes de que finalice el período de reestructuración. Caja3 dejará de existir como entidad independiente.

Bruselas exige a las tres entidades supervivientes reorientar su modelo empresarial para centrarlo en el negocio minorista y la concesión de préstamos a las pymes en las regiones en las que habían operado tradicionalmente.

Deberán dejar de prestar dinero a proyectos inmobiliarios, o mantendrán una actividad marginal en este ámbito, y limitarán su presencia en el negocio de banca mayorista. Esto contribuirá a reforzar sus posiciones de capital y liquidez y a reducir su dependencia de la financiación interbancaria y del Banco Central.

Todos los bancos se han comprometido a ceder una serie de participaciones industriales y filiales, cuyo producto contribuirá a financiar la reestructuración, limitando así la necesidad de ayuda adicional. Las cesiones limitarán aún más el falseamiento de la competencia provocado por las ayudas.

La Comisión Europea (CE) autorizó hoy los planes de reestructuración de los bancos españoles Liberbank, Caja3, Banco Mare Nostrum (BMN) y España-Duero (CEISS), las entidades no nacionalizadas que necesitan ayudas públicas. Salvo en el caso de Caja3, que desaparecerá al integrarse en Ibercaja, todas las demás deberá acometer una reducción de su tamaño y reorientar su negocio. En concreto, Bruselas les obligará a centrarse a partir de ahora en el negocio minorista y en los créditos a pymes, pero solo en las regiones en las que habían operado tradicionalmente. También tendrán que dejar de prestar dinero a proyectos inmobiliarios y limitar sus actividades en el negocio de banca mayorista. Los detalles específicos de cada uno son los siguientes:

BMN

LIBERBANK

CAJA3

CEISS