Público
Público

Las cementeras piden un marco estable para seguir en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Carlos Ruano

La patronal de las empresas cementeras que operan en España lanzó el jueves una advertencia al Gobierno español, al que pidió unas reglas del juego claras y un marco legal estable admitiendo que, en caso contrario, podrían desplazar sus plantas a otros países.

"El riesgo es la deslocalización, que vayamos a otros países", dijo en rueda de prensa el presidente de la patronal y responsable de la francesa Lafarge en España, Jean Martin-Saint León. "Si hay excesos vamos a tomar decisiones duras".

En una convocatoria para valorar el cierre de uno de los peores ejercicios para la industria por la fuerte caída de la actividad de construcción residencial, los miembros de la patronal se quejaron de la falta de control de determinadas importaciones, de su elevada factura eléctrica y de una falta de visibilidad en el ámbito de las energías renovables.

"La actitud de apoyo de otros países a su industria es evidente, incluso en Europa y no estoy hablando de ayudas, estoy hablando de un marco estable y claro", dijo Joaquín Estrada, vicepresidente de la asociación y responsable de la mexicana Cemex en España.

Los representantes del sector, uno de los que más sufren las exigencias de Kioto por el elevado volumen de combustible que requieren para producir, se quejaron de la elevada factura eléctrica, que supone un tercio de sus gastos de explotación.

La industria, que en 2008 empleó a 6.926 trabajadores en el país, criticó también la falta de control de determinadas importaciones argumentando que algunos productos no se ajustan a los estándares de calidad o se producen en países que no cumplen con las normas de emisión de Co2.

También argumentaron la falta de una legislación clara en materia de renovables ya que varias empresas del sector están aprovechando el calor de sus hornos para producir energía con biomasa.

""Las tarifas de acceso están subiendo considerablemente, hay problemas de competitividad con otros países desarrollados, nos están poniendo contra la pared", dijo Estrada. "No entendemos la política energética del país, con esa política no vamos a plantearnos grandes inversiones a largo plazo".

EL CONSUMO CAE A LA MITAD EN DOS AÑOS

El "boom" inmobiliario situó a España entre los mayores productores y consumidores mundiales de cemento, pero el pinchazo de la burbuja ha llevado al sector a reducir su consumo a la mitad en los últimos dos años.

La patronal reconoce que diversas plantas se han visto obligadas a parar por la caída del negocio, aunque rehusan dar datos concretos de los paros que, a medio plazo, podrían llevar a cerrar factorías.

Para el ejercicio a punto de cerrar, la patronal espera una caída del consumo del 32 por ciento hasta los 29 millones de toneladas. En 2007, se alcanzó la cifra récord de 56 millones de toneladas. El año pasado, el consumo ya bajó más de un 20 por ciento, aunque España siguió siendo por noveno año el país con mayor consumo de cemento de Europa.

Los responsables de la patronal vaticinan además una caída adicional del consumo de entre el cinco y el 10 por ciento en 2010.

INVESTIGACIONES DE COMPETENCIA

Tras pedir al Gobierno español que "respete las reglas de juego", los directivos de la patronal no quisieron responder a preguntas de periodistas sobre las investigaciones que tanto la Unión Europea como España están realizando en torno a posibles prácticas anticompetitivas en el sector.

"Nosotros como asociación no tenemos abierta ninguna investigación", dijo el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza.

Sin embargo, minutos después de la rueda de prensa, la Comisión Nacional de Competencia desveló que ha abierto un expediente sancionador contra cinco empresas del sector al observar indicios de delito.

De acreditarse las prácticas anticompetitivas, se trataría de infracciones muy graves que podrían suponer una multa de hasta el 10 por ciento del volumen de negocio anual de las empresas involucradas, entre ellas la división española de Cemex y la filial de FCC, Cementor Portland.