Público
Público

Centenares de cadáveres en las calles de la capital de Chad tras la retirada rebelde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Centenares de cadáveres quedaban hoy en las calles de Yamena tras la fuerte ofensiva protagonizada en los últimas días por fuerzas rebeldes, que hoy anunciaron una "retirada táctica" de la capital, pero con intención de volver.

Desde el sábado pasado, Yamena ha sido escenario de un duro enfrentamiento de miles de efectivos gubernamentales y rebeldes. El ataque insurgente fue llevado a cabo el lunes pasado desde el este del país, y progresivamente fue acercándose hasta la capital.

En un recorrido hecho por Efe por calles de esta capital, todavía podían verse los cuerpos de centenares de personas que habían perecido en los combates, la mayoría de ellos civiles que quedaron en medio del fuego cruzado.

También se veían los cuerpos de algunos combatientes de ambos lados, y algunos heridos que estaban sin recibir asistencia.

Los barrios más afectados por los combates fueron los del sudeste de la capital (Moursal, Bololo y Gadolo). Hoy se podían ver las señales que habían dejado los bombardeos y los tiroteos entre los efectivos del Ejército y los rebeldes.

Varios edificios oficiales han quedado destruidos o con grandes daños, entre ellos el de la Radio Nacional, la sede del Ministerio de Educación y la residencia del primer ministro.

Un fuerte contingente armado protegía hoy el palacio presidencial, el principal centro de los combates que se registraron el sábado y parte del domingo, y donde se supone estaba encerrado el presidente Deby.

Los efectivos del Ejército, apoyados por unidades blindadas, patrullaban hoy la ciudad, mientras en algunos lugares de Yamena se podían ver grupos de personas dedicadas al pillaje.

Después de los intensos tiroteos registrados, la capital vivía hoy una calma relativa, porque se respiraba una gran tensión. Anoche se oyeron tiroteos dispersos, pero a primera hora de hoy habían cesado en esta capital.

La situación ha sido aprovechada por centenares de chadianos que a primera hora de hoy salieron de Yamena hacia la población camerunesa de Kossouri, que está enfrente de la capital chadiana, al otro lado del río Chari, según pudo comprobar Efe.

Algunos de los últimos en llegar aseguraron haber escuchado nuevos tiroteos a las afueras de la ciudad, a primera hora de esta tarde, aunque el centro seguía calmado.

Las comunicaciones telefónicas con el Chad siguen cortadas, y desde hace días no hay emisiones de los medios de comunicación locales.

Portavoces de los rebeldes anunciaron que su retirada de Yamena es táctica, y que su intención es regresar a la capital una vez se rearmen y se reagrupen.

"Nos hemos retirado de Yamena para volver sobre nuestros pasos", afirmó el portavoz del Comando Único Militar de las fuerzas rebeldes, Abderamane Koulamallah, en declaraciones que reproduce el sitio de internet Al Wihda, vinculado a la oposición chadiana.

Las informaciones suministradas de fuentes rebeldes indican que las tropas insurgentes han decidido retirarse para unirse a dos columnas rebeldes que han partido desde Sudán y que traen municiones y alimentos para las tropas.

El gobierno del Chad ha acusado al de Sudán de estar apoyando a los rebeldes que intentan derrocar al presidente chadiano, Idriss Deby. Desde Jartum, el Gobierno sudanés también acusa al Chad de apoyar a grupos rebeldes que operan en territorio sudanés.

Según Koulamallah, los rebeldes están haciendo una retirada táctica de Yamena después de dos días de intensos combates en Yamena y en los alrededores de la ciudad.

La ofensiva rebelde que sufrió Deby es la más grave desde que llegó al poder, en 1990. En abril de 2006 las tropas rebeldes se acercaron hasta el borde de la capital, pero se retiraron después de tener centenares de muertos, según fuentes oficiales.

Chad, una ex colonia francesa que se independizó en 1960, tiene un largo historial de movimientos rebeldes y golpes de Estado. No ha habido ningún gobernante que haya pasado el relevo a otro por medio de elecciones, y los cambios del poder siempre han sido sangrientos.

La rebelión actual se agudizó cuando desde que en 2003 Chad comenzó a explotar sus yacimientos de petróleo, lo que desató fuertes rivalidades dentro del poder.