Público
Público

Centenares de personas marchan contra las reformas de Gallardón

Los manifestantes denuncian que las reformas del ministro de Justicia "están privando de derechos fundamentales a los ciudadanos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Centenares de personas se han manifestado este sábado en el centro de Madrid, convocados por los sindicatos de la Administración de Justicia CSI-F, CCOO, STAJ y UGT, para exigir al Gobierno y al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que 'se cambie la política actual y que la administración de Justicia siga funcionando como hasta la fecha'.

Bajo el lema 'Gallardón acaba con la justicia para todos', los manifestantes han marchado desde la Plaza de Cibeles hasta la sede del Ministerio de Justicia para denunciar que las reformas que está llevando a cabo Gallardón 'están privando de derechos fundamentales a los ciudadanos' y de una 'tutela judicial efectiva'.

La marcha ha comenzado a las 12.00 horas frente al Instituto Cervantes y ha transcurrido por la calle Gran Vía hasta llegar a la sede ministerial, donde se ha procedido a la lectura de un manifiesto, para rechazar, entre otras medidas, la Ley de Tasas Judiciales o la privatización del Registro Civil.

 

Tal y como ha denunciado antes de que diera comienzo la marcha el presidente del sector de Justicia de CSI-F, Francisco Lama, 'la política que se está llevando a cabo desde el Gobierno' supone la 'privatización' de la Justicia. 'Esta manifestación es en defensa del mantenimiento del servicio público de la Justicia', ha explicado. 'Exigimos que desde el Gobierno se cambie la política actual y que la Administración de Justicia siga funcionado como hasta la fecha, como un servicio público. Desde la imposición y desde la modificación de leyes que se está llevando a cabo desde el actual equipo de Gobierno están privando de derechos fundamentales a los ciudadanos, como es la tutela judicial efectiva', ha asegurado.

Por ello, Lama ha advertido de que la manifestación de hoy, aunque pone 'punto y final' a las protestas que han llevado a cabo desde el mes de septiembre, no supone el final de sus movilizaciones. 'A lo que no estamos dispuestos es a parar', ha sentenciado. En esta misma línea, el responsable de Acción Sindical del Sector de Justicia de CCOO, Javier Hernández, ha asegurado que a su sindicato no le va a 'temblar el pulso', sino 'todo lo contrario, a la hora de convocar una huelga si fuera necesario. 'Evidentemente hay que acabar donde haya que acabar y si hay que acabar con la huelga, a CCOO no le va a temblar el pulso', ha aseverado.

Según Hernández, el Gobierno, con el ministro Gallardón 'a la cabeza', pretende 'privatizar' el servicio público de la Justicia 'con una política intolerable que no se ha producido jamás en la historia de España, engañando a la opinión pública'. 'Es una mentira absoluta. Se pretende que los ciudadanos paguen por las tasas. Va a ser imposible acceder a la Administración de Justicia', ha alertado, para añadir que, asimismo, la reforma del Registro Civil supone convertir este servicio y la Justicia 'en un negocio'.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ), Vicente Navarro, también ha denunciado que 'las reformas y las leyes que ha aprobado el Gobierno de manera unilateral van a suponer una limitación de derechos fundamentales a toda la ciudadanía'. 'Estas leyes son muy restrictivas y si se limita la Justicia se limita la Democracia, y sin Justicia y sin Democracia no hay Derechos reales', ha enfatizado, para añadir que, por ejemplo, la Ley de Tasas está provocando que sólo puedan acceder a la Justicia 'aquellos que tengan renta suficiente'.

Asimismo, ha advertido de que la reforma del Registro Civil va a suponer la 'privatización de los servicios esenciales de la Justicia' ya que sus funciones 'van a pasar a manos literalmente de unos funcionarios privilegiados y minoritarios que son los registradores de la propiedad y los notarios'.

Por todo ello, Navarro ha avisado de que tampoco descartan en STAJ 'cualquier medida' así como nuevas movilizaciones para continuar mostrando su rechazo a dichas reformas, al tiempo que ha acusado a Gallardón de 'engañar' al decir que sus reformas persiguen agilizar la Justicia. 'La única forma de agilizar la Justicia es modernizarla, y eso significa más medios. Tenía que haber venido mucho tiempo atrás. Parece que a los políticos no les interesa que se solucione la Justicia', ha apostillado.