Publicado: 03.12.2014 23:34 |Actualizado: 03.12.2014 23:34

Podemos se centra en la construcción municipal pese al debate plebiscitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Podemos no hará cambios en su hoja de ruta a pesar de las declaraciones de Artur Mas y Oriol Junqueras a favor de unas elecciones anticipadas en Catalunya. Ambos dirigentes coinciden de momento en que estas serán plebiscitarias, centradas en la cuestión soberanista catalana, pero la formación que lidera Pablo Iglesias quiere seguir dictando "sus propios ritmos". Al menos, hasta que los anuncios del president de la Generalitat y del líder de ERC se vean plasmados en el calendario, y sólo en el caso de que Mas convoque estos comicios antes del fin de la etapa de constitución autonómica de la formación, el 14 de febrero.

"Contamos con que eso puede ocurrir, pero cada vez es más difícil que se adelanten a fechas como febrero, eso sí que podría obligarnos a modificar el calendario, sí habría que montar algo fuera de lo previsto", reconoce a este diario Víctor García, del Círculo Podemos Barcelona. En línea con la opinión de otro de los rostros más conocidos de la formación en Catalunya, que prefiere no desvelar su nombre, García explica que están listos para actuar si los plazos son muy ajustados -algo que considera "viable"-, pero insiste en que mientras tanto seguirán adelante con el plan original. 

Ubasart: "No nos van a encontrar en la lista del líder de un partido que tiene la sede embargada"

"A pesar de que exista esta excepcionalidad catalana hemos optado por actuar de la forma prevista", asegura a Público Gemma Ubasart, miembro del Consejo Ciudadano y la Ejecutiva estatal. "El escenario es cambiante cada día, pero no queríamos que el proceso de constitución se viera influido por circunstancias externas. Si hay elecciones las asumiremos, iremos, pero no vamos a entrar en el escenario de Mas", apunta. Este es precisamente otro de los retos que podría tener que enfrentar la formación: con la vista puesta en la primera cita con las urnas para asentar su estructura municipal en toda España, que estará lista el 2 de enero, el partido prefiere guardar sus cartas y no aclara, a priori, qué posición adoptará en caso de que el marco electoral sólo ofrezca dos alternativas: el sí o el no a la independencia.

Ubasart insiste en que son partidarios del derecho a decidir, asegura que no están dispuestos a adaptarse al marco de CiU o ERC, y vaticina que podrán acudir a las elecciones con "una candidatura y un programa, como si fueran unas elecciones más. Donde no nos van a encontrar es en una lista cuyo líder, que hace proclamas a favor de un país limpio y diverso, es a su vez el máximo dirigente de un partido que tiene la sede embargada. Iremos con nuestro programa electoral", zanja.

García, por si parte, reconoce que si las elecciones finalmente fueran plebiscitarias, "sí habría problema". Según los últimos sondeos en Catalunya, el grueso de los simpatizantes de Podemos no se decanta claramente a favor o en contra de la independencia: Podemos es "transversal", como defiende García, por lo que "posicionarse podría provocar desafección en una parte de sus simpatizantes". A su juicio, cuando a la formación le llegue el momento de  pronunciarse a favor o en contra de la independencia deberá convocar "una consulta interna entre los inscritos en Catalunya -admite que habrá quienes defiendan incluir a todos los afiliados españoles- para pedir su opinión al respecto". "No es una decisión que deban tomar desde la dirección, y como aclaran los documentos elegidos por la Asamblea Ciudadana los pactos con partidos tienen que refrendarse", apunta.

García: "Si las elecciones son plebiscitarias si habrá problemas. Podemos es transversal"

Miembro de la lista de Pablo Iglesias en las elecciones que sirvieron para designar a la dirección del partido, y apoyada por el secretario general para formar parte de su Ejecutiva, Ubasart está más cerca de la línea marcada por el Consejo Ciudadano desde Madrid que García, que en su día fue parte de la lista del eurodiputado Pablo Echenique para optar a los cargos orgánicos de Podemos, antes de que decidieran tirar la toalla y retirar su candidatura, como gesto de protesta.

Sin embargo, ambos tienen claro que el proceso municipal es el centro de la actividad de la formación hoy: explican que hay al menos cuatro listas sólo en Barcelona, y que el partido debe seguir adelante con la estrategia original, para después abordar la construcción de un programa que les permita gobernar. "Tenemos mucho trabajo de constitución de partido, de trabajo político para crear un programa que aplicar un día después de entrar a gobernar. Nosotros continuamos trabajando, el resto son movimientos que está haciendo cada actor político y social", concluye Ubasart.

Ubasart no está entre los candidatos al Consejo Ciudadano de Barcelona, a diferencia de García,  cuyo nombre está escrito en la lista Barcelona somos tod@s. Ninguno se atreve a apostar por quién se hará con la secretaría general de Barcelona -tampoco con la autonómica-, pero ambos reconocen que todo apunta a que Podemos concurrirá a las elecciones municipales con Guanyem en la ciudad condal, y no esconden que la formación ya ha dado algunos pasos para confluir con esta iniciativa. 

En estos comicios Podemos no utilizará su marca, como sí hará en las autonómicas, por lo que en distintos territorios de la geografía española el partido ya ha mantenido reuniones con iniciativas como Ganemos para concurrir con un programa común. Fuentes de Guanyem y Podemos confirman también que Ada Colau sigue perfilándose como la candidata con más papeletas para disputar la Alcaldía de Barcelona a las formaciones tradicionales. "El liderazgo de Colau está fuera de dudas", zanja un conocido miembro de la joven iniciativa política en Catalunya.