Público
Público

El Centro Buñuel de Calanda acoge una exposición sobre la vida del actor Paco Rabal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Centro Buñuel de Calanda (Teruel) acoge una exposición que bajo el título "Paco Rabal, el actor y el hombre" ofrece un recorrido sobre la vida y especialmente sobre el trabajo de este actor.

La exposición, que ya pudo verse en septiembre pasado en el Festival de Cine de San Sebastián y en noviembre en Orihuela (Alicante), fue inaugurada el pasado 20 de marzo y permanecerá hasta el próximo 18 de mayo.

A través de unos paneles, el visitante recorre la vida y sobre todo el trabajo desarrollado por el actor en más de dos centenares de películas, un recorrido lineal abundante en información gráfica en el que está presente Luis Buñuel.

Apenas un par de vitrinas con objetos visten la sala de exposiciones centradas en una pantalla interactiva que permite elegir fragmentos de películas en las que participó Rabal.

La visita a la exposición se inicia ante una pantalla de televisión en la que se repiten instantáneas del actor de buena parte de su filmografía, imágenes en las que está presente Luis Buñuel y también Carlos Saura y otros actores y directores.

En la presentación de la muestra, el comisario y director del CBC, Javier Espada, resalta su participación en 1956 en la película "La grande strada azzurra" de Gillo Ponteorvo como inicio de sus trabajos internacionales.

Destaca especialmente la participación en Nazarín rodada en México por Luis Buñuel en 1959, el inicio de gran amistad, y que le abrió las puertas a otros filmes con el cineasta calandino como Viridiana (premiada en Cannes) y Belle de Jour.

La información exhaustiva recoge los trabajos de Rabal con Antonioni, Claude Chabrol, Arturo Ripstein o Visconti y sus premios como los obtenidos en Cannes con Los Santos Inocentes de Mario Camus o trabajos para la televisión como la encarnación de Goya en la serie de Carlos Saura.

Vida personal y profesional en la que curiosamente están ausentes momentos de elevado valor simbólico destacados por el propio actor por su vinculación con Buñuel como la publicación de la correspondencia que mantuvo con su "tío" como llamaba al cineasta calandino o su participación en la "rompida de la hora" de Calanda vestido con la saya morada y tocando el tambor en un rito en el que rememoró a Luis Buñuel.