Público
Público

El Centro Cultural de la Villa renace como Teatro Fernán Gómez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Centro Cultural de la Villa se ha convertido esta noche en el Teatro Fernán Gómez, en un sentido acto de homenaje al actor, escritor, cineasta y académico recientemente fallecido, cuyo legado revivió sobre las tablas entre el profundo aplauso de los asistentes.

Acompañado en el escenario por un selecto grupo de actores y ante la viuda y los hijos de Fernán Gómez, artistas y representantes de la cultura en el patio de butacas, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, cumplió así, de manera pública, el compromiso que anunció tras la muerte del académico el pasado mes de noviembre.

José Luis Gómez, José Sacristán, Blanca Portillo, Nuria Espert, Rafael Álvarez "El Brujo", Francesc Orella, Concha Velasco, Rosa María Sardá y Julieta Serrano fueron algunos de los actores que subieron al escenario del ahora Teatro Fernán Gómez para recordar la figura del actor y académico, en un sencillo espectáculo concebido por Mario Gas y compuesto, mayoritariamente, de lecturas dramatizadas acompañadas de música en directo.

Entre los asistentes, y en un auditorio no del todo lleno, Pedro y Agustín Almodóvar; el juez Baltasar Garzón; los actores María Asquerino, Alfredo Alcón -que estos días representa "Rey Lear" en el Centro Dramático Nacional-, Eusebio Poncela o Ana Álvarez; el cineasta David Trueba; la directora de la Academia de Cine, Ángeles González Sinde; de la Real Academia de la Lengua, Víctor García de la Concha; el cantante Raphael, Joaquín Leguina y Paco Clavel.

Flanqueado por la concejala de las Artes, Alicia Moreno, y la directora del teatro, Mora Apreda, Gallardón subió al escenario para recordar que el cambio de nombre de la sala persigue que no se marchite el recuerdo del mayor cómico del siglo XX, Fernando Fernán Gómez, "hombre de secreta ternura y persona desbordante, cuya contribución fue inmensa", dijo.

Uno de los momentos más emotivos del homenaje, en el que no faltó el tango y el cante de Miguel Poveda, lo protagonizó Manuel Alexandre, que de la mano de Mario Gas, con gran emoción y arropado por un profundo aplauso, habló así de Fernán Gómez: "fue mi hermano y lo será hasta el día que me muera".

Para terminar la velada, se proyectó un vídeo de la última actuación del Fernán Gómez en Barcelona, que fue seguida con entusiasmo por el auditorio.

Al final, un largo aplauso en pie cerró el acto de homenaje, cuyo inicio estuvo marcado en las puertas de la sala por la protesta de varias decenas de trabajadores de los teatros municipales, que reclamaban al alcalde el cumplimiento del convenio colectivo. EFE