Público
Público

Un centro hípico en Lituania albergó una cárcel de la CIA

Bush apoyó el ingreso en la OTAN del país, en cuya prisión secreta se torturó a ocho presos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La CIA construyó en 2004 una de sus cárceles secretas en un centro de equitación cerca de Vilna (Lituania), reveló ayer la cadena de televisión estadounidense ABC, que aseguró que ahí se torturaron a varios miembros de Al Qaeda. El país báltico se suma así a Polonia y Rumanía, que en su momento también albergaron centros de detención donde se interrogaron a otros sospechosos de terrorismo. El Gobierno lituano no respondió a las revelaciones de la cadena.

Lituania permitió las actividades de la CIA después de que el presidente George W. Bush visitara el país en 2002 y le garantizara su respaldo en sus esfuerzos por integrarse en la OTAN.

Lituania permitió la actividad de la CIA después de la visita de Bush en 2002

Hasta marzo de 2004, el centro, situado en Antivilai, un próspero suburbio situado a una veintena de kilómetros de la capital, donde viven muchos miembros del Gobierno, era un lugar de encuentro para tomar café y montar a caballo. La familia propietaria vendió entonces las instalaciones a Elite, una compañía tapadera de la CIA registrada en Panamá, Delaware y Washington, que ahora ya no existe. Un mes más tarde, Lituania ingresaba en la OTAN.

A lo largo de varias semanas, la CIA construyó su prisión con materiales prefabricados importados. En septiembre de 2004, el centro ya estaba operativo. Por fuera no se veía nada, se mantuvo la estructura original con su techo metálico rojo y sus establos, pero por dentro se erigieron muros de hormigón. 'Era un edificio dentro de un edificio', dijo una de las fuentes lituanas al canal de televisión.

Se construyeron varias celdas de cemento. Cada una contenía una ducha, una cama y un inodoro. Otras celdas se reservaron para los interrogatorios. El resto servía de garaje. Los agentes de la CIA dormían en los establos reconvertidos en habitaciones. El recinto no dependía del suministro eléctrico local, y tenía su propio generador y la corriente de EEUU: 110 voltios.

Se mantuvo la estructura original y dentro se hicieron celdas de cemento

Los habitantes del pueblo que preguntaron por las obras se toparon con las negativas de guardias que hablaban inglés y se turnaban cada 90 días.

Fuentes de la CIA citadas por ABC News aseguraron que unos ocho sospechosos fueron encarcelados en el recinto secreto durante más de un año. Documentos de la agencia muestran varios vuelos a Lituania por aquella época.

La prisión se cerró en noviembre de 2005, al igual que otra en Rumanía, cuando se hizo pública la existencia de las cárceles secretas. El recinto, aseguraba ayer The Washington Post, es ahora centro de entrenamiento del Departamento de Seguridad lituano.

Investigación parlamentaria

'Las actividades de esta prisión fueron ilegales', aseguró al canal estadounidense el investigador en temas de derechos humanos John Sifton. 'Incluyeron varias formas de tortura, como la privación de sueño y posturas de estrés'.

El pasado agosto, ABC News ya habló de la existencia de la cárcel secreta de Lituania, sin mencionar su ubicación. El presidente lituano, Dalia Grybauskaite, pidió entonces investigar el asunto: 'Si esto es cierto, Lituania tendrá que aceptar sus responsabilidades, disculparse y prometer que nunca volverá a pasar'.

Ayer, las autoridades lituanas eran algo menos entusiastas. 'Tenemos cosas más importantes que pasar dos días desmintiendo rumores de periodistas de la ABC', declaró el ministro de Exteriores, Vygaudas Usackas. 'Debemos centrarnos en los hechos. Es vital que llevemos a cabo una investigación'. Un comité del parlamento lituano ya investiga el asunto desde octubre, tras las primeras revelaciones de ABC News.