Público
Público

El Centro Tomás Moro, una asociación "cristianizadora"

La asociación que ha demandado a Garrido es un lobby  conservador muy crítico con Zapatero y conocido por sus mediáticas demandas contra el aborto, el diálogo con ETA o contra artistas críticos con el catolicismo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ayer la noticia corrió como la pólvora. El Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid admitía a trámite una querella del Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro que acusa al secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, de delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por las ayudas concedidas a la Fundación Alternativas (Think Tank del PSOE), de la que fue patrono.

Pero, ¿quién es esta asociación querellante que tan altruistamente intenta cercar a Garrido? El Centro Jurídico Tomás Moro se define a sí mismo como 'una asociación formada por profesionales del Derecho, cuyo objetivo es la defensa de los valores de la Familia, de la Vida y de la Libertad [...] y en especial de la protección del derecho a la vida del nasciturus y del embrión humano'. ¿Su lema?: 'Cristianizando el Derecho, cristianizando la sociedad'.

El Centro Tomás Moro inició su andadura en 2004, y desde entonces se ha caracterizado por sus polémicas cruzadas 'cristianizadoras'.

Este centro ha sido una de las puntas de lanza del mundo conservador contra el derecho al aborto. Por ejemplo, en 2005, presentó una querella junto con el lobby conservador Hazteoir.org contra un juez de Avilés por autorizar el aborto de una madre con problemas de deficiencia mental. Y un caso más sonado aún, se personó en las actuaciones penales contra la clínica abortista Isadora , en una querella archivada por los tribunales 'por carecer de todo fundamento' y haber tenido la parte acusadora 'una intención oblicua y torticera', instrumentalizada 'al servicio de fines espurios con perfiles publicitarios intimidatorios'.

Otra de las particulares cruzadas de esta asociación fue el proceso de negociación del Gobierno con la banda terrorista ETA. En 2007, el Centro denunció 'la cesión del Tribunal Supremo a favor de la negociación con ETA'. Presentó una querella contra el Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, por posible prevaricación en el proceso. Otra querella que también fue archivada por la Justicia.

El mundo del arte también ha conocido el altruismo del Centro Jurídico Tomás Moro. En 2005, presentó una querella criminal contra José Antonio Moreno Montoya por unas fotografías artísticas en las que mezclaba el erotismo y la religión en su obra Las noches oscuras de San Juan de la Cruz. También fueron merecedores de su ira penal la Universidad de Extremadura, la Editorial Regional de Extremadura, y el consejero de Cultura dicha comunidad, Francisco Muñoz, como autores de un delito contra los sentimientos religiosos por dar cobertura a esta obra.

Poco después, fue el artista italiano Leo Bassi y los propietarios del teatro Alfil de Madrid quienes vieron como una obra crítica con la Iglesia, ‘Revelación', era merecedora de un poco de 'cristianización' en los tribunales.