Público
Público

La CEOE aprueba los recortes de Rajoy, pero no los que "provocan rechazo"

Rosell califica de "equilibrado" el primer año de presidencia de Rajoy, aunque le acusa de "amputar" en sanidad y educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha calificado hoy de 'equilibrado' el primer año del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que da un aprobado, aunque ha criticado que en ocasiones en lugar de 'adelgazar' el gasto se 'ha amputado', y ha puesto como ejemplo los recortes en sanidad y educación. Durante un encuentro con la prensa, Rosell ha considerado que hay que buscar formas más eficientes de reducir gastos, que en el ámbito educativo se podrían traducir en el cierre de centros universitarios 'que se encuentran a menos de 25 kilómetros de otros que imparten formación idéntica'.

En cualquier caso se ha mostrado partidario de hacer recortes, aunque no aquellos que 'provocan rechazo' (sin especificar cuáles son), y ha dicho que todo tiene que pasar por una 'desburocratización' que facilite la actividad económica. En este sentido, ha abogado por una 'nueva realidad de gestión económica' que no necesariamente tiene que ser totalmente pública o privada. Rosell cree que Rajoy, en su primer año de gobierno, 'ha dejado de hacer pocas cosas' y que se ha movido guiado por la prioridad de reducir el déficit público 'siendo fiable en los números'.

Pese a que aprecia signos de 'pequeña' esperanza en el ámbito microeconómico, la CEOE prevé que la economía caerá el 1,3 % en 2012, una décima menos de lo que había previsto inicialmente. En 2013 espera que la caída sea similar y no prevé que la situación comience a mejorar hasta después del verano, en tanto que la recuperación económica se producirá en 2014. Rosell ha recordado que los empresarios de 'a pie' lo están pasando mal, aunque el dato positivo es que en muchos subsectores la situación ya no es de caída, sino 'plana'.

A su juicio, a partir de ahora lo que queda pendiente es cambiar el exceso de regulación que hay en España que debe ser 'poca pero muy buena' para reducir gastos generales y poder competir con otros países con leyes 'mucho más laxas'. Respecto a la reforma laboral, ha dicho que los resultados no son 'automáticos' y ha precisado que las reformas deben hacerse cuando se crea empleo y no cuando se destruye, como se hizo en Alemania, por lo que cree que en España 'se ha llegado tarde'.

Rosell ha insistido en que es necesario profundizar más en materia de negociación colectiva donde hay que modernizar 'destruyendo los actuales convenios y creando nuevos que se adapten a la realidad'. 'Hay mucho camino' en este campo, ha dicho Rosell, quien ha recordado que hay 6.000 convenios, 4.500 de empresa y 1.500 sectoriales, aunque ha reconocido la dificultad para hacerlo porque tanto los representantes sindicales como los de la patronal tienen miedo a arriesgarse y equivocarse.

Rosell ha hablado de los cambios en el seno de la patronal, donde se está estudiando 'cómo mejorar la gobernanza' y entre otras cuestiones se está planteando que la Junta directiva pueda destituir al presidente si se le abre causa judicial. Así, se evitaría que casos como el del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afecten a la imagen de la organización.