Público
Público

La CEOE critica a quienes rechazan un trabajo por cambiar de barrio

José Luis Feito, que ayer pidió retirar el paro a quien rechace un empleo, pone de ejemplo los países escandinavos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La CEOE insiste en criticar a los trabajadores que rechazan ofertas laborales. Y lo vuelve a hacer quien encendiera la polémica este lunes, José Luis Feito, presidente de la Comisión de Economía y Política Financiera de la patronal, cuando pidió retirar a los parados el subsidio por rechazar un empleo

'El español, en general, no sólo es reacio a desplazarse de una ciudad a otra fuera de su autonomía, sino que le cuesta mucho desplazarse de una ciudad a otra dentro de su autonomía, y los indicadores muestran que España tiene una rigidez de movilidad tal que hay negativas a desplazarse de un barrio a otro dentro de una ciudad', ha asegurado Feito en declaraciones a varios medios. El dirigente de la patronal cifra en 80% el porcentaje de rechazo.

También se ha defendido de las críticas, después de que asegurara que los desempleados deberían aceptar un trabajo aunque fuera en Laponia. Ahora, Feito dice que se refirió a los países escandinavos donde 'hay una cultura sustentada en una serie de incentivos, de manera que la administración pública es muy poco tolerante respecto a los casos en que no se aceptan ofertas de trabajo y se pretende seguir percibiendo la prestación'. 'Son más restrictivos, pero no sólo porque haya una ley, sino porque la propia autoridad administrariva, los servicios de empleo, ejercen mucha presión sobre el individuo', ha añadido. 

Además, Feito cree que, cuando uno pierde un empleo, la tendencia natural es buscar un puesto de trabajo que esté remunerado como mínimo igual que el anterior. 'En tiempos de prosperidad económica, la pérdida de un puesto de trabajo normalmente no tiene por qué llevar a una reducción del nivel salarial, porque rápidamente se encuentra empleo. Pero en tiempos de depresión económica, sin embargo, esa tendencia natural desgraciadamente se puede volver autodestructiva para el individuo, porque se puede encontrar con que las escasas y nulas posibilidades de empleo que puede tener se hacen aún mucho más difíciles a medida que permanece en el paro'.

Respecto a la reforma laboral y su impacto en el coste del despido, Feito ha asegurado que 'está por ver' si la reforma laboral lo abarata o no y consigue que los despidos procedentes sean la vía habitual de salida del mercado laboral frente a la situación existente anteriormente, donde el despido improcedente era el mecanismo más usado. 'Si eso se consigue, en tiempos de bonanza se creará más empleo y en tiempos de depresión se destruirá menos', ha añadido.