Público
Público

CEOE decide hoy si rompe la baraja del pacto social

El Comité Ejecutivo de la patronal analiza si acepta la rebaja de 1,5 puntos en las cotizaciones sociales. Pesimismo sobre el desenlace, pese a las fuertes presiones para convencer a Díaz Ferrán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cita es hoy a las 12. A esa hora, antes de que se celebren las previstas reuniones tripartitas sobre el Diálogo Social, el Comité Ejecutivo de CEOE decide el futuro inmediato de las negociaciones. En un ambiente de gran tensión, por lo mucho que se juega en el envite, el máximo órgano directivo de la organización analizará con detenimiento la propuesta del Gobierno de rebajar en hasta 1,5 puntos las cotizaciones empresariales.

Ayer se respiraba pesimismo sobre el desenlace final de la reunión. Un directivo de la patronal llegó a decir que 'ahora mismo, las negociaciones están rotas'; tal es la distancia que existe entre la propuesta del Gobierno y las reivindicaciones de CEOE. Sin embargo, a lo largo de ayer se sucedieron diversos movimientos para intentar convencer a Gerardo Díaz Ferrán, el presidente de la organización empresarial, para que suavice su postura. El propio Javier Gómez-Navarro, presidente de las Cámaras de Comercio y que mantiene buenas relaciones con el Gobierno, ha mediado para evitar la ruptura de las negociaciones.

También los sindicatos consideran que la pelota está en el tejado de CEOE. El primer borrador del Ejecutivo, del 25 de junio, proponía una reducción de medio punto; el 13 de julio, dejó 'pendiente' la cifra, y el lunes planteó una bajada de hasta 1,5 puntos (0,5 de manera permanente y uno, sólo para 2010). CEOE lo rechazó, pero Moncloa trabaja a marchas forzadas para que la patronal modere sus pretensiones.

El frente sindical tampoco está contento, aunque por razones opuestas. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, advirtió ayer de 'los riesgos que para el sistema comporta una reducción estructural de los ingresos', y denunció que 'los mismos que nos han colocado en esta situación pretenden salir con una posición de ventaja a costa de arruinar el futuro del sistema de Seguridad Social pública y las pensiones'. UGT, por su parte, considera que el Gobierno ha dejado claro a CEOE que 'no puede ir más allá' en la rebaja de cotizaciones sociales, y matizó que no aceptarán iniciativas que pongan en riesgo las arcas de la Seguridad Social.

A ese respecto, el borrador señala que el Ejecutivo compensaría la rebaja de las cuotas sociales 'mediante los instrumentos oportunos' para 'evitar cualquier déficit', y ayer el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, reiteró que si el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social corriera peligro se pondrían en marcha las 'garantías suplementarias' necesarias. Trabajo calcula en unos 4.500 millones de euros el coste de la rebaja propuesta, y considera 'inasumibles' las reclamaciones de la patronal.

La ayuda de 421,8 euros mensuales que el Gobierno ofrece a los parados sin prestaciones sigue considerándose 'insuficiente' tanto en CCOO como en UGT, lo que dificulta aún más las negociaciones.

Además, del contenido del nuevo borrador se deduce que de momento no habrá reforma laboral. 'Ni el momento ni las circunstancias han permitido tratar con éxito todas las cuestiones. Así ha sucedido, en particular, respecto de las medidas para reducir la temporalidad', indica. Dice que las partes coinciden en la necesidad de mejorar 'la estabilidad del empleo', pero especifica que lo dejarían 'para una segunda fase'. No obstante, otro apartado del documento concreta que 'en seis meses' las partes se comprometerían a abordar 'medidas destinadas a reducir la temporalidad y fomentar la estabilidad en el empleo'.

Temporalidad, reforma pospuesta
El nuevo borrador deja para “una segunda fase” las medidas orientadas a reducir la elevada temporalidad, aunque también plantea que “en un plazo máximo de seis meses” los interlocutores sociales se comprometerían a adoptar medidas destinadas a reducir esa lacra y fomenta la estabilidad en el empleo.

Ayudas a parados, 421,79 euros mensuales
De acuerdo con el texto, los desempleados que hayan agotado sus prestaciones tendrán derecho a cobrar una ayuda de 421,79 euros mensuales, durante un máximo de seis meses, que serán ampliables en otro medio año en el marco del diálogo social y según la evolución económica (esa decisión se tomaría en abril de 2010). Como novedad, el documento indica además que “la prórroga irá dirigida a nuevos destinatarios”.

Morosidad, se facilitará el 'pronto cobro' de las deudas
El Ejecutivo se compromete a presentar antes del 30 de septiembre medidas complementarias a las ya existentes para facilitar el pronto cobro de las deudas pendientes de las Administraciones públicas con las empresas suministradoras de bienes, servicios y obras.

La negociación colectiva, en blanco 'a completar por los interlocutores sociales'
En el segundo borrador se fijaba un “compromiso de acuerdo bilateral” entre patronales y sindicatos en seis meses, más flexibilidad interna a nivel de empresa, facilitar las cláusulas de descuelgue y que las organizaciones empresariales y sindicales abordarán estrategias que permitan reducir el absen-tismo laboral. En el tercer texto, el apartado referido a la negociación colectiva queda vacío, “a comple-tar por los interlocutores sociales”.

ETT, tres meses de plazo
Levantar el veto que pesa sobre las empresas de trabajo temporal en las Administraciones públicas y en sectores de riesgo suscita el rechazo de los sindicatos, pero el borrador dice que se elaborará una propuesta de revisión de la materia “en tres meses”.

Incentivos a la i+d+i, habrá mejoras fiscales
El texto sugiere una mejora de los incentivos fiscales a las actividades de investigación, desarrollo e innovación.

Economía sostenible. El proyecto de ley, antes del 30 de septiembre
El Gobierno se ha fijado ese límite para presentar las actuaciones orientadas a favorecer un patrón de crecimiento renovado.