Público
Público

La CEOE exige medidas para defender el euro

Sale a la palestra en vísperas de la reunión de los empresarios con Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La CEOE salió ayer a la palestra para dar su receta contra la fuerte crisis que se ha desatado en Europa en la última semana y que está poniendo en duda la sostenibilidad de las finanzas españolas. La patronal aprovechó para mandar su mensaje el día antes de que 39 empresarios se reúnan hoy en Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En esa reunión no habrá representantes de la CEOE y eso no ha gustado nada en la cúpula de la institución, que con su propuesta paralela, y exigente con el Ejecutivo, pretende hacerse de alguna manera presente en ese encuentro. Como no podrá hacerlo de viva voz, lo hizo por escrito y con antelación.

En un comunicado, la patronal exigió a las autoridades europeas y españolas que adopten con urgencia medidas contundentes para defender el euro ante la vulnerabilidad que sufre la Unión Monetaria por la crisis de las deudas soberanas. 'España, desafortunadamente no está siendo percibida como un elemento de estabilidad' en la zona del euro, asegura la CEOE, que pide que el país 'deje de ser parte del problema para ser parte de la solución'.

Con ese objetivo, solicita al Ejecutivo español un Plan de Reestructuración de la Administración Pública que establezca obligaciones de reducción del personal, del gasto corriente y de deuda. Zapatero ya había rechazado antes despedir a funcionarios.

Asimismo, insta a aprobar una reforma del sistema de pensiones de forma 'inaplazable y urgente' y reclama medidas de control efectivo sobre las finanzas de las administraciones autonómicas y locales para evitar desviaciones presupuestarias, así como acelerar y culminar ya la reestructuración de las cajas de ahorros. Sobre el mercado de trabajo, señala la 'insuficiencia' de la reforma laboral y pide profundizarla.

En lo que respecta al ámbito europeo, afirma que la zona del euro debería restaurar una 'estricta disciplina fiscal' con reglas 'claras y simples' que cumplan todos los países miembros, reforzar la transparencia de las cuentas públicas, y definir un sistema de sanciones 'eficaz' y un mecanismo equilibrado de resolución de crisis de deuda.

DISPLAY CONNECTORS, SL.