Publicado: 06.11.2014 17:22 |Actualizado: 06.11.2014 17:22

La CEOE no quiere que los sueldos crezcan más de un 0.6%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de Relaciones Laborales de la CEOE, Jordi García Viña, ha asegurado este jueves que el incremento salarial a recoger en el tercer acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva que la patronal está negociando con los sindicatos no debería ser "muy diferente" al que hay actualmente, -un 0,6%- porque "la moderación salarial ha sido muy útil para que las empresas puedan ganar competitividad".

García Viña ha realizado estas declaraciones ante los medios durante su visita a Castelló para participar en la jornada sobre la situación actual de la negociación colectiva en la provincia, tras la reforma laboral de 2012.

El representante de la CEOE ha recordado que a final de año vence el segundo Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva y que desde hace varios meses la patronal negocia con los sindicatos el tercero. "Está muy avanzado y creemos que la semana que viene o a mitad de mes tendremos un primer borrador", ha asegurado. "Estamos convencidos desde la CEOE que podremos tener un tercer acuerdo para los próximos dos años, pues probablemente ésta será la propuesta, que será, como mínimo, igual de beneficioso que fue el segundo", ha dicho.

Al respecto, García Viña ha subrayado que el segundo acuerdo está siendo "clave" para la salida de la crisis "incipiente", sobre todo en el tema de control de salarios. "Dicho acuerdo se ha aplicado en todas las empresas y probablemente ha sido el mejor mecanismo para que las empresas puedan ir sobreviviendo y para que no se hayan perdido tantos puestos de trabajo", ha apuntado el director de Relaciones Laborales de la CEOE, quien cree que, "probablemente, sin ese acuerdo, la crisis hubiera sido mucho más fuerte".

Ha recordado que el acuerdo en vigor contempla para 2014 un incremento salarial del 0,6% por lo que, -ha dicho- "para los próximos dos años, estamos intentando ver qué posibilidades de desarrollo hay en esta materia". En este sentido, ha asegurado que las líneas están "un poco apartadas" porque los sindicatos "no quieren que haya recomendaciones" y los empresarios piensan que "éstas han sido muy útiles porque el 95% de los convenios han respetado esos topes". "Por eso queremos seguir poniéndolos en el próximo acuerdo", ha añadido.

Así, García Viña ha explicado que el incremento salarial en el nuevo acuerdo no debería ser "muy diferente" al que hay actualmente, "porque esa moderación salarial ha sido muy útil para que las empresas puedan ganar competitividad y, por tanto, crear empleo y empezar a salir de la crisis, y es evidente que la situación económica no nos permite lanzar las campanas al vuelo".

En su opinión, "poner ahora unos incrementos salariales muy importantes supondría un lastre importantísimo, pensando además que, con la reforma del IVA y los incrementos de la base de cotización, los costes laborales han subido". "Si además de la subida de los impuestos tenemos unos incrementos salariales muy importantes, probablemente será muy nocivo para las empresas y para el empleo, por lo que pensamos que el 0,6% podría ser una buena referencia", ha añadido.

Por otra parte, y respecto a cómo podría influir en las relaciones laborales la encuesta del CIS que asegura que Podemos es la primera fuerza política en intención de voto, el director de Relaciones Laborales de la CEOE ha indicado que "es difícil imaginarse cuáles podrían ser las consecuencias para alguien que no ha gobernado nunca, por lo que es muy difícil de valorar".

"Una cosa son posibles ideas que se puedan expresar en el marco de reuniones o de papeles y otra cosa es haber gobernado, por lo que se me hace imposible decir qué puede pasar en el caso de que algún día tengamos un ministro o ministra de Trabajo de este grupo parlamentario", ha indicado.

Preguntado sobre el fenómeno de Podemos, García Viña ha apuntado que "en democracia cada uno elige y vota a quien le parece y, desde ese punto de vista, la democracia tiene esa gran utilidad de votar a quien queremos y poder cambiar". "No me parece ni mal ni bien, es un partido más como ha habido otros y como los habrá en su momento", ha añadido. Finalmente, respecto a si apuesta por una coalición PP-PSOE para evitar la llegada de Podemos, ha subrayado que "quien deberá decidir eso serán los partidos políticos, no nosotros".