Público
Público

La CEOE pide reducir funcionarios y privatizar empresas públicas deficitarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La CEOE remitió hoy al Gobierno una serie de propuestas de "gran calado" como reducir el número de funcionarios, privatizar empresas estatales y autonómicas deficitarias o permitir la participación de agentes privados en la prestación de servicios públicos.

Los empresarios argumentan que iniciativas como éstas son "imprescindibles" para reducir el gasto público y con ello el déficit, ya que las medidas propuestas por el Gobierno son "insuficientes" ante la "delicada" situación que atraviesa la economía española.

La junta directiva de la patronal que preside Gerardo Díaz Ferrán aprobó ayer el documento, al que ha tenido hoy acceso Efe, en el que se incluyen distintos planes que servirían para recuperar la confianza en la economía y que hoy la CEOE hizo llegar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Además, fuentes próximas a la organización informaron de que se ha solicitado una reunión con la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, para exponerle las líneas básicas de cómo contener el gasto público, especialmente en el gasto corriente.

Un objetivo que creen compatible con la necesaria puesta en marcha de reformas "profundas" del mercado de trabajo, de las pensiones y del sistema sanitario, e incluso con un recorte de impuestos, especialmente los que gravan el ahorro, para conseguir que éste gane atractivo y se canalice hacia la inversión.

Los empresarios advierten al Ejecutivo de que "cualquier concesión al populismo, cualquier gesto para compensar ajustes de gastos con subidas de impuestos al ahorro o a los que más ahorran, sería especialmente dañina".

Según la CEOE, un programa eficaz de contención del gasto a medio plazo debe incluir una reducción del gasto de personal público en el que se ponga énfasis en prescindir de los empleados menos productivos y se discrimine el recorte de las remuneraciones igualmente según la productividad de los servicios públicos producidos.

Además, sin que merme la calidad de los servicios públicos, la patronal aboga por dar un mayor protagonismo al sector privado en este tipo de actividades, a través de concesiones, ya que la experiencia demuestra que sin privatizarlos se gana en calidad a un coste menor.

Entre los ámbitos en los que se podría intensificar esa colaboración público/privada destacan el tratamiento y suministro de aguas, desechos, transporte urbano e interurbano, por carretera y ferrocarril, así como en el de la gestión o la explotación de centros sanitarios.

Sin embargo, optan directamente por la privatización en el caso de las empresas autonómicas y estatales deficitarias y reducir las subvenciones de ciertos servicios públicos para acercar el precio que pagan los usuarios al coste real de producción.

La patronal pone el foco en empresas "fuertemente endeudadas" como las televisiones autonómicas, ya que generan elevados déficit y los servicios que prestan "no parecen que sean muy necesarios socialmente ni tengan incidencia positiva (...) sobre la productividad".

El documento recuerda que existe un gran número de entidades públicas que duplican la actividad de otras administraciones, como las oficinas de promoción comercial o de turismo, por lo que sería otra vía para reducir gastos.

En cuanto a las subvenciones de ciertos servicios, recuerda que el usuario paga un precio "muy inferior" al coste de producción y como caso más llamativo cita el transporte público urbano por carretera y el ferroviario, o el uso gratuito de ciertas carreteras con alta capacidad y, por tanto, alto coste de mantenimiento, o sea, más gasto público.

Ante esta situación la CEOE cree "inevitable" que en un proceso de consolidación fiscal se encarezcan este tipo de servicios y pone como ejemplo los billetes de los trenes de alta velocidad, que se financian de subvenciones vía impuestos tanto por los usuarios que se benefician de ellos como los que no.

En el caso del sistema sanitario, avisa de que empieza a mostrar "claros síntomas de insostenibilidad" por lo que sugiere estudiar moderar "sustancialmente" el gasto sanitario y racionalizar el uso de los recursos, aunque eso sí, prestando atención a los más necesitados, que podrían tener deducciones o exenciones.

Los empresarios creen que aumentar el copago farmacéutico e introducir un "ticket moderador" no tienen como objetivo primordial aumentar los ingresos, sino contener el gasto, y que critican que el precio de las recetas dependa de la edad del usuario y no de su renta.

También piden reordenar las competencias porque critican que en España existe un exceso de administraciones: ayuntamientos, cabildos o consejos insulares, diputaciones provinciales, comunidades autónomas, administración general del Estado y Unión Europea.