Público
Público

La CEOE propone bajar los salarios y tensa el clima social

Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, propone bajar los salarios un 1% y acusa a los sindicatos de no querer resolver los problemas y costar mucho dinero a los españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, sigue sembrando de minas el camino del Diálogo Social. Aunque a principios de mes enviara a Gobierno y sindicatos una carta para solicitar un nuevo encuentro en la mesa de diálogo, ayer, en una entrevista a ABC, voló el mismo puente que había tendido al afirmar que 'se tenían que bajar los salarios al menos en un 1% en la negociación de los convenios'.

Díaz Ferrán justificó su posición apoyándose en la caída del IPC a tasas negativas. Esta no es la postura oficial de la CEOE, que al ser cuestionada por este diario se ha limitado a señalar que 'la única recomendacion realizada en este sentido es la de establecer los incrementos salariales entre el 0% y el 1%, aunque la postura de Díaz Ferrán nos parece lógica'.

Este razonamiento no parece acorde con la política de remuneración que han seguido los consejos de administración del colectivo al que representa, que, en este primer semestre, cobraron 135,8 millones de euros en salarios, un 6,2% más que en 2008, como informó Público el domingo.

Sus declaraciones abren una nueva brecha en las relaciones con los sindicatos, ya que, aparte del Diálogo Social, se encuentran paralizados más de 1.500 convenios colectivos que afectan a aproximadamente 4 millones de trabajadores, una cuarta parte de los asalariados, por las fuertes discrepancias en materia de salarios.

El presidente de la patronal también criticó en la entrevista duramente a los sindicatos, de los que dijo que 'se tapan los ojos y los oídos ante los problemas de las empresas y los trabajadores', ya que 'los sindicatos son otra cosa [...], sus líneas no las sigue nadie; o muy poca gente, como los liberados que tienen en la Administración o en las empresas públicas que tanto dinero cuestan a los españoles'. De esta forma, la CEOE abona el terreno para un otoño caliente que anuncia algo más que guerra fría entre los distintos actores del diálogo.

Mientras tanto, la respuesta al otro lado del telón social no se ha hecho esperar. Para Carlos Bravo, secretario de Seguridad Social de CCOO, el presidente de la patronal 'debería moderar sus reflexiones, ya que viene a enrarecer aún más el diálogo social en nuestro país y el propio clima de las relaciones laborales entre patronal y sindicatos'.

Del mismo modo, advirtió de que las peticiones de Ferrán no se ajustan a la realidad porque 'antes de la crisis, todos los incrementos salariales se ajustaron a los criterios de moderación, pese a los grandes beneficios empresariales, así que ahora no es de recibo que intente excusarse en la bajada del IPC para dañar el bolsillo de los trabajadores'. También se refirió a las críticas de Díaz Ferrán como 'una estrategia equivocada, ya que el camino no es menospreciar y ofender a los sindicatos'.

Desde UGT, sin embargo, no quisieron valorar las palabras del presidente de la CEOE, aunque sí recordaron 'que sus declaraciones son una buena muestra de porqué no se firman los convenios pendientes, ya que la patronal no quiere aceptar la fórmula salarial que consensuamos las partes en 2002'.

Los partidos políticos tampoco se mantienen al margen del debate. Para Francisco Fernández Marugán, portavoz de Presupuestos del PSOE, a la vista del fracaso del Diálogo Social, Díaz Ferrán debería ser prudente y 'dejar de provocar crispación para que pueda haber un clima de entendimiento'. En su opinión, el razonamiento usado para bajar los salarios sólo busca 'crear tensión', por lo que 'debería dejar de eludir sus responsabilidades y dar una salida a los convenios colectivos pendientes'.

Cristobal Montoro no quiso valorar las declaraciones porque 'la oposición no debe intervenir en el proceso para no echar más leña al fuego', pero quiso dejar claro que el Partido Popular considera que es el momento de realizar una reforma del mercado de trabajo.