Público
Público

La CEOE rebaja sus pretensiones ante la amenaza del Gobierno

Aceptarían una rebaja de las cotizaciones de 2,5 o 3 puntos. El Gobierno tomará las medidas que crea necesarias si no hay acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La CEOE ha rebajado sus pretensiones iniciales sobre las rebajas de las cotizaciones de la seguridad social que llevó ayer al fracaso de la mesa de diálogo social, después de que el Gobierno haya amenazado este jueves directamente a los empresarios.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, advirtió que, si no se alcanza un acuerdo en la mesa de diálogo social, el Gobierno tomará las medidas que crea necesarias 'con quien considere oportuno en cada momento'.

En una entrevista en RNE, Corbacho explicó que la reunión tripartita de ayer entre el Gobierno y los agentes sociales, y la posterior cena entre los líderes sindicales y de las patronales con el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, fracasó porque la patronal sigue considerando 'esencial' una rebaja de las cotizaciones sociales en cinco puntos.

Corbacho afirmó que el Ejecutivo 'sigue apostando' por el acuerdo en el diálogo social, pero avanzó que, 'si al final no es posible, tomará las medidas que sean necesarias y menester, y las tomará con quien sea oportuno en ese momento'.

El ministro apuntó que la CEOE 'sigue manteniendo una petición de rebaja de cinco puntos' en las cuotas de la Seguridad Social, y admite que 'con un gran esfuerzo' se podría llegar hasta 3,5 puntos o 4 puntos. Sin embargo, para el Gobierno estas peticiones 'no son asumibles de ninguna de las maneras' ya que pondrían en peligro el futuro del Sistema de pensiones.

Mientras, el vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, aseguró que los empresarios podrían rebajar a 2,5 ó 3 puntos su exigencia.

En declaraciones a RNE, Fernández subrayó que la patronal no puede aceptar la oferta de rebaja del Gobierno de 1,5 puntos -medio punto permanente y de 1 punto en 2010- porque, en su opinión, sería 'quedarnos como estamos'.

Asimismo, el titular de Trabajo explicó que la patronal pidió en la reunión de ayer '24 horas para enviar unas matizaciones' en un nuevo texto, que deberá ser estudiado por el Gobierno y los sindicatos.

Preguntado sobre si la postura del Ejecutivo está más cerca de los sindicatos o de los empresarios, el ministro respondió que 'está más cerca del sentido común'. 'Ahora estamos en una posición en la que el documento es un buen documento de partida, en el que no elude ninguna de las materias que plantea, incluso, la patronal', añadió.

Sin embargo, Corbacho reiteró que 'si la condición es que la Seguridad Social se baje cinco puntos, el Gobierno no puede decir que sí'.

Con todo, el vicepresidente de la CEOE afirmó que son optimistas y dijo que quieren firmar 'algo' antes de agosto, para lo que, advirtió, Gobierno y sindicatos también deben rebajar sus pretensiones.

'Queremos firmar algo necesario y bueno para los empresarios, con lo presentado hasta ahora nos quedamos como estamos', aseveró Fernández.