Público
Público

CEOE, UGT y CCOO prevén cerrar hoy el acuerdo de negociación colectiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las patronales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT prevén cerrar hoy un acuerdo de negociación colectiva que servirá para fijar las condiciones laborales y salariales de unos 12 millones de trabajadores.

Según el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, las posturas están muy cercanas y hoy es posible que haya un acuerdo.

Al respecto, el secretario confederal de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, aseguró a EFE que el texto está "muy ultimado".

Sin embargo, debido a que quedan algunos flecos por concretar, prefirió no detallar los años que tendrá de vigencia (UGT y CCOO piden que sea de tres ejercicios y que la subida salarial se sitúe entre el 1 y el 2%).

UGT explicó a EFE que el acuerdo está "casi a punto", pero, precisaron que mañana continúa la negociación.

Los cálculos del secretario general de UGT, Cándido Méndez, son que el acuerdo esté listo antes de "la mitad de la semana" y que fije las condiciones laborales de unos 12 millones de trabajadores.

El texto que se prevé se pacte hoy deberá ser sometido a los órganos de dirección de la patronal y de los dos sindicatos para recibir su visto bueno definitivo.

La CEOE tiene convocado para este lunes un Comité Ejecutivo, que además de abordar la propuesta de reforma laboral, dará su aprobación.

Además, el martes haría lo mismo la Junta Directiva de la patronal.

En el caso de CCOO, hoy se reúne su Comisión Ejecutiva, pero el visto bueno lo dará, el martes, el Consejo Confederal.

Para el martes UGT también ha citado a su Comité Confederal, que es el órgano que debe autorizar a sus negociadores a firmar con la patronal.

CEOE-CEPYME, CCOO y UGT decidieron en noviembre de 2009 empezar a negociar un convenio plurianual, después de que durante ese ejercicio tuviesen problemas para la aplicación de numerosos convenios colectivos ya registrados o para la firma de nuevos.

Los sindicatos se acusaron a las patronales, especialmente de los sectores de la construcción y del metal, de bloquear la aplicación de las subidas salariales ya pactadas para 2009 y de negarse a negociar convenios que debían renovarse o firmarse de nuevo para los próximos ejercicios.