Publicado: 14.10.2014 11:27 |Actualizado: 14.10.2014 11:27

Cerca de 40 ONG alertan de posibles "redadas racistas" contra inmigrantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 37 asociaciones, ONG y colectivos de todo el país han suscrito un manifiesto en el que exigen al Ministerio del Interior garantías de que la policía no se servirá de perfiles raciales para identificar inmigrantes en situación irregular durante el desarrollo en España de la operación policial europea 'Mos Maiorum' contra las migraciones clandestinas.

Esta macro operación policial fue aprobada por el Consejo Europeo a instancias de la presidencia italiana el pasado 10 de julio y está previsto que se desarrolle hasta el próximo 26 de octubre, plazo durante el que los Estados miembros participantes, habrán de detener a migrantes en situación irregular e interrogarles para "obtener información relevante con fines de investigación e inteligencia".

El manifiesto, suscrito entre otros por la Coordinadora de Barrios, Karibu o Cerremos los CIE-Ferrocarril Clandestino, exige "absoluto respeto" por los derechos fundamentales de los migrantes "con independencia de su situación administrativa" y garantías de "que no van a ser sometidos a identificaciones ni detenciones arbitrarias y que bajo ningún concepto se van a aplicar criterios de perfil racial o étnico".

Las organizaciones reclaman "mayor transparencia en la gestión del operativo" ya que consideran que "por su grave afectación de derechos fundamentales tiene que ser objeto de control judicial y escrutinio público como garantía democrática de que las operaciones de seguridad se realizan sin menoscabo de la libertad de los ciudadanos".

Estos "instrumentos" sirven para "justificar redadas con un claro perfil racial", dicen las ONG "Los instrumentos de control, como la operacion Mos Maiorum, son utilizados para justificar redadas con un claro perfil racial, absolutamente ilegales segun la legislación española, que criminalizan a las personas migrantes al ser sometidas a identificaciones y detenciones en lugares públicos, afectando a su dignidad personal y conculcando sus derechos fundamentales", expone el documento.

En este sentido, recuerdan que las políticas de gestión de las fronteras exteriores de la Unión Europea "generan 8 muertes diarias tan sólo en la frontera Sur, así como un número de importante de heridos", entre otros motivos porque la política de "cierre y control" obliga a los refugiados y a los migrantes a "elegir rutas cada vez más peligrosas que les someten a situaciones de mayor vulnerabilidad".

La macro operación policial Mos Maiorum fue aprobada por el Consejo Europeo a instancias de la presidencia italiana el pasado 10 de julio y está previsto que se desarrolle hasta el próximo 26 de octubre, plazo durante el que los Estados miembros participantes habrán de detener a migrantes en situación irregular e interrogarles para "obtener información relevante con fines de investigación e inteligencia".

El objetivo del Consejo Europeo es redibujar el mapa de las migraciones clandestinas y las nuevas rutas de las mafiasSegún el documento clasificado del Consejo Europeo que detalla el operativo, el objetivo es redibujar el mapa de las migraciones clandestinas hacia Europa y las nuevas rutas de las mafias. Para ello, los agentes que intercepten a migrantes sin permiso de residencia deberán preguntarles por cuestiones como el camino que siguieron, el último país donde residieron antes de cruzar, el modo en que lo hicieron o el precio que pagaron por ello.

El texto, difundido hace dos semanas por la plataforma ciudadana europea de observación de Derechos Humanos Statewatch, indica que los agentes deberán recoger todos estos datos junto a la información relativa a la detención, en unos formularios creados ad hoc y que cada día se harán llegar a la coordinación del operativo, el Ministerio del Interior italiano.

Estas 37 organizaciones no son las únicas que han denunciado las posibles consecuencias de este operativo que la red Migreurop, por ejemplo, ha tildado de "caza al inmigrante".

Cáritas ha llamado a todas sus diocesanas a permanecer alerta porque considera que "a priori", el planteamiento "genera serias dudas en término de vulneraciones de Derechos Humanos básicos, puesto que la selección del perfil de las personas a detener, para obtener información, incluye necesariamente un sesgo racial".

En este sentido, y dado que desde el año 2011 Cáritas viene denunciando que se realizan controles policiales de identificación tanto "en los recursos y dispositivos" de acogida de inmigrantes que gestiona como en los espacios públicos de sus inmediaciones, ha propuesto a sus diocesanas que registren "incidencias o sucesos" que se puedan registrar durante el transcurso de Mos Maiorum.

En una línea similar, la Red Acoge, a la que pertenecen 17 organizaciones de distintos puntos del país, está haciendo circular su teléfono de atención (915633779) para que cualquier persona que sufra o presencie una redada racista o algún tipo de discriminación o vulneración de derechos tenga un canal para denunciarlo.