Público
Público

Cerca de 4,5 millones de trabajadores, sin convenio

CCOO advierte de la lentitud de la negociación colectiva en lo que va de año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca de 4,5 millones de trabajadores en España están pendientes de la renovación de su convenio colectivo, que regula todas sus condiciones laborales. CCOO avisó ayer de la lentitud con la que discurre la negociación colectiva este año y puso un dato sobre la mesa: aún hay 3.117 convenios pendientes de renovar y cuya vigencia finalizó entre 2008 y 2009. Esto significa que las mejoras salariales de esos 4,5 millones de empleados están paralizadas, salvo en los casos en los que la empresa haya decidido adelantar la subida.

De los 3.117 convenios pendientes, 1.919 perdieron su vigencia en 2009, mientras que el resto, 1.998, finalizaron en 2008 y su negociación todavía se arrastra. Son estos últimos 'los más preocupantes', según indicaron ayer fuentes sindicales. Para CCOO, el retraso de la negociación se debe 'a las mayores dificultades existentes en la negociación en estos años de crisis económica y de empleo'. En muchos casos, las negociaciones para la renovación están bloqueadas. Pero también puede suceder que bastantes de esos convenios pendientes no se lleguen a renovar, ya que se trataba de acuerdos de empresa y muchas de ellas han desaparecido debido a la crisis.

'Es necesario aumentar la inversión en políticas activas de empleo'

En los primeros siete meses del año se han registrado 1.775 convenios colectivos , lo que supone un descenso considerable respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se inscribieron 3.401. Donde se produce la diferencia más significativa es en el registro de los convenios plurianuales que deben revisar sus efectos económicos para 2010. CCOO señala que todos los años, más del 80% de las revisiones se registraban en el primer cuatrimestre, mientras que las revisiones de los efectos económicos de 2010 hasta final de julio sólo suponen el 50,6% de las registradas en las mismas fechas de 2009.

El sindicato lo achaca a que el Ministerio de Trabajo sólo está registrando los convenios una vez que las partes confirman cómo aplican las subidas salariales para 2010, debido a los problemas que se produjeron al respecto el año pasado.

UGT criticó ayer la enmienda a la reforma laboral presentada por el PSOE que propone sancionar a los parados si rechazan participar en los cursos de formación durante los tres primeros meses. 'La mejora de la ocupabilidad de los desempleados no se puede acometer desde una posición de sanciones y de pérdidas de prestaciones, sino que es necesario aumentar la inversión en políticas activas de empleo y adecuarlas a las necesidades actuales del mercado de trabajo', dijeron.