Público
Público

Cerco a WikiLeaks y reformas en EEUU para evitar más filtraciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

EE.UU. anunció ayer la creación de una comisión para evitar más filtraciones de datos confidenciales, en una jornada en la que se estrechó el cerco a WikiLeaks y a su fundador, Julian Assange, mientras sigue el goteo de documentos, que revelaron este miércoles que Irán busca uranio en Latinoamérica.

En medio del revuelo causado por las filtraciones de notas diplomáticas estadounidenses hecho por WikiLeaks, el fundador de esta web sigue en paradero desconocido y con una orden de captura a sus espaldas por supuestos delitos sexuales en Suecia.

Al mismo tiempo, la página de WikiLeaks sigue siendo objeto de ataques sistemáticos desde que el domingo comenzó la filtración de cables que han dejado al desnudo la política exterior estadounidense.

El sitio buscó refugio en los servidores de Amazon.com tras los ataques contra su habitual servidor en Suecia, Bahnof, pero Amazon retiró ayer sus servicios por motivos todavía desconocidos.

El acceso a la página se reanudó después de que WikiLeaks regresara a su proveedor sueco en medio de un visible descontento por el episodio de este miércoles.

"Si Amazon está tan incómoda con la Primera Enmienda (de la Constitución de EE.UU. que defiende la libertad de prensa, expresión y religión, así como el derecho de reunión) deberían de salirse del negocio de venta de libros", afirmó WikiLeaks a través de su sitio en Twitter.

"La verdad emergerá incluso en medio de la total aniquilación", proclamaba un apocalíptico mensaje de la organización en Twitter.

Desde Londres y en medio de la creciente presión de las autoridades suecas para que Assange rinda cuentas ante la justicia de ese país por supuestos delitos sexuales, el portavoz de WikiLeaks Kristin Hrafnsson negaba que la filtración haya violado la ley.

"Estamos haciendo esto por el bien del público (...) No creo que hayamos violado ley alguna", dijo Hrafnsson a medios en Londres, a lo que añadió que la transparencia es la base de la democracia.

"Un mundo sin secretos es un mundo mejor", afirmó el portavoz.

Entre tanto, Estados Unidos anunció la creación de una comisión que investigará y pondrá en marcha reformas en la distribución de información clasificada y que estará capitaneada por el especialista en lucha antiterrorista Russell Travers, con el fin de evitar que una filtración como esta se repita.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado,Philip Crowley, dijo que EE.UU. ayudará a disidentes y activistas cuyas vidas puedan verse amenazadas por las revelaciones de los telegramas, aunque reconoció no tener constancia de que nadie haya pedido ayuda.

A su vez, el subsecretario de Estado William Burns insistía en que filtración ha causado un daño "sustancial" a las labores diplomáticas del país.

En medio de esas declaraciones, continuó el goteo de nuevos documentos que revelan, entre otras cosas, que Irán anda en búsqueda de uranio en Latinoamérica, en particular en Venezuela y Bolivia, que la corrupción es rampante en Moscú y que a Washington le preocupa la nueva actitud de Argentina hacia las Malvinas.

Los nuevos cables confirman además información filtrada en los últimos días que presentan al primer ministro ruso, Vladimir Putin, como el hombre fuerte del país y a sus protegidos como las personas que dominan la economía y los servicios de seguridad.

Los telegramas revelan también que el personal de la embajada de EE.UU. en Moscú ha sido víctimas de hostigamiento.

El Kremlin y otros líderes mundiales se mostraron hoy visiblemente irritados por las revelaciones.

Así, Putin pidió que Washington no se involucre en sus asuntos internos ante los telegramas que alertan de que la democracia rusa está en regresión.

A su vez, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, negó tener cuentas bancarias secretas en Suiza, como afirma una de las notas diplomáticas y exhortó a Washington a sancionar a los autores de esos telegramas.

En la capital paquistaní, el primer ministro Yusuf Razá Guilani solicitó un encuentro con el embajador estadounidense Cameron Munter, luego de que algunos cables revelaran que Washington está preocupado con la posibilidad de que material nuclear del país vaya a parar a manos de islamistas radicales.

Por su parte, la madre de Assange se sumó a este enorme coro global al defender desde Australia la inocencia de su hijo.

"Mucho de lo que se ha escrito contra Julian no es verdad", declaró a la emisora australiana "ABC" Christine Assange. "Es mi hijo, lo quiero y obviamente no quiero que lo detengan y lo encarcelen. Reacciono como cualquier otra madre, estoy consternada", añadió.

Interpol informó que emitió una orden internacional de detención, una "notificación roja" (el nivel más alto que difunde), contra Assange, por presuntos delitos sexuales.

Y en EE.UU. el locutor radiofónico de Florida Todd Schnitt ofreció 50.000 dólares por información que conduzca al arresto de Assange.

Teresa Bouza