Público
Público

César Antonio Molina ensalza a los Centros de la Memoria en la difusión de la historia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha destacado hoy en Salamanca la labor que desempeñan los centros de la memoria histórica en la difusión y conservación de la historia.

Molina ha inaugurado el I Encuentro Internacional de Centros de la Memoria Histórica, que se celebrará en Salamanca hasta el próximo domingo, y al que han acudido representantes de Chile, Argentina, República Dominicana, Portugal, Alemania, Eslovenia o Suiza, entre otros países.

El ministro ha recordado en su intervención que la "disolución" del pasado es un "síntoma de fragilidad" y ha manifestado, para resaltar el papel que tienen que realizar los Centros de la Memoria Histórica, que "la historia de la libertad necesita reconocerse, descifrarse de otro modo, para aprender de ella".

A su juicio, el Centro de la Memoria Histórica, con sede en Salamanca, debe "contribuir a ese reconocimiento de nuestra historia" y ha pedido a los asistentes que trabajen para "convertir a este centro en una referencia nacional e internacional para el estudio y difusión de una parte de nuestra historia, que atraviesa el siglo XX".

El ministro ha asegurado que el Centro de la Memoria "supone una nueva orientación y un impulso para mejorar e incrementar los fondos documentales, tanto archivísticos como bibliográficos" con independencia del "lugar en el que se encuentren ubicados o de la naturaleza de sus soportes".

Molina ha explicado que la transformación del Archivo de la Guerra Civil en Centro Documental de la Memoria Histórica permitirá "mostrar de manera didáctica la evolución conceptual de los archivos en el último medio siglo" y su "progresiva transformación de meros depósitos a centros de difusión de los valores de convivencia, tolerancia y cultura democrática".

César Antonio Molina ha calificado al Centro de la Memoria como una "importante institución del Estado" que debe trabajar para "conseguir la restitución moral de la dignidad de todos cuantos sufrieron las consecuencias de la Guerra Civil y del posterior tiempo de silencio".

En ese sentido, Molina ha recordado que el Centro de la Memoria ya tiene abiertas sus cinco áreas de trabajo, como son la archivística, bibliotecaria, museística, pedagógica y la de atención al ciudadano y que está previsto duplicar la plantilla y triplicar las sedes del mismo.

Además, ha recordado que sus fondos crecerán con la llegada de donaciones de países como Uruguay, Canadá o México, además de documentos el Archivo Histórico Provincial referidos a los tribunales populares o del archivo del Tribunal de Cuentas sobre los campos de trabajo del franquismo.

También ha anunciado que está previsto el traslado a Salamanca de la biblioteca de la familia Beltrán de Muñoz, dedicada exclusivamente a la Guerra Civil, mientras que en enero se firmarán los convenios con los rectores de las cuatro universidades públicas de Castilla y León para la organización de actividades conjuntas en las facultades de Historia.