Público
Público

El "cese temporal" es definitivo

Elena de Borbón rompe su matrimonio. Es el tercer divorcio en la historia de la Casa Real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El paraguas de 'cese temporal de la convivencia' con el que la familia real vistió hace dos años la separación de los duques de Lugo tiene ya fecha de caducidad. Ayer, a las 19.30, los respectivos abogados de la ex pareja emitían un comunicado conjunto en el que ponían de manifiesto lo que en las últimas semanas era un secreto a voces: la firma del acuerdo de divorcio.

El documento, rubricado por el abogado de la infanta Elena, Jesús Sánchez Lambás, y la letrada de Jaime de Marichalar, Cristina Peña, precisaba que los duques de Lugo habían suscrito el convenio regulador de los efectos de su divorcio de 'mutuo y común acuerdo'.

Asimismo, el escueto comunicado aseguraba que Elena de Borbón y Marichalar 'mantienen una fluida interlocución en todo lo referente al interés común de sus hijos'. Y que ambos 'testimonian el afecto y consideración que por Don Jaime siente la Familia de S. A. R. la Infanta, como ha sido así a lo largo de estos dos últimos años'.

Los abogados dicen que el convenio se ha firmado de 'común acuerdo'

Fuentes jurídicas del proceso explicaron ayer que el trámite de este convenio ya ha sido iniciado a través del correspondiente juzgado e insistieron en la necesidad de no precisar los términos concretos del acuerdo para proteger a los hijos de la infanta y Marichalar, menores de edad, informa Efe. El divorcio será efectivo cuando un juez lo decida una vez comprobado que los términos del acuerdo suscrito se ajustan a derecho.

Elena de Borbón ocupa el cuarto puesto en la línea sucesoria tras su hermano, el príncipe de Asturias, y sus dos sobrinas.

Los duques de Lugo, que contrajeron matrimonio en la catedral de Sevilla el 18 de marzo de 1995, tienen dos hijos: Felipe Juan Froilán, de 11 años, y Victoria Federica, de 9. Fue precisamente el día de este enlace cuando el rey concedió a su hija el título de duquesa de Lugo. Un título que Jaime de Marichalar perderá en cuanto se produzca el divorcio.

El enlace, la primera boda real celebrada en España desde 1906, contó con una importante inyección de capital público, costeado, entre otros, por el Ayuntamiento de Sevilla y Patrimonio Nacional.

Marichalar perderá el título en cuanto el divorcio sea efectivo

En un principio, todo apunta a que la intención de la primogénita de los reyes es mantener la custodia de sus hijos, aunque Marichalar podrá verlos siempre que desee.

De hecho, desde que el 13 de noviembre de 2007, la Casa Real admitiera el 'cese temporal' de la convivencia matrimonial de la pareja, Marichalar continuó establecido en el domicilio familiar, mientras que la infanta se trasladó con los niños a otra residencia, también en el centro de Madrid.

Desde que contrajo matrimonio con Elena de Borbón, la actividad empresarial de Jaime de Marichalar creció como la espuma. Desde 2001, es consejero delegado de Cementos Portland y en 2004 fue nombrado miembro del Consejo de Administración de Loewe.

La boda, celebrada en 1995, fue costeada con dinero público

Economista de formación, hace justo un año se hizo público su cese como presidente de la Fundación AXA, antigua Fundación Winterthur, donde había comenzado su labor diez años antes.

Por su parte, la hija de los reyes ha compatibilizado su labor como representante de la Corona en actos oficiales con su trabajo, desde julio de 2008, como directora de Proyectos Sociales de la Fundación Mapfre. Precisamente ayer, horas antes de que los letrados hiciesen público el comunicado, la primogénita de los reyes acudió a la Facultad de Humanidades de la UNED para presidir una entrega de premios.

Se trata del tercer divorcio que se produce en la historia de la Casa Real española, tras los del príncipe Alfonso de Borbón y el infante Jaime, hijos de Alfonso XIII. Además, supone la tercera separación matrimonial de una infanta desde 1900.

¿Cuál será el siguiente paso? Al haber contraído matrimonio por la Iglesia católica, la única forma de que la infanta rehaga su vida también dentro de esta doctrina es solicitar la nulidad eclesiástica.

No será Elena de Borbón la única divorciada de la familia real española. La princesa de Asturias, Letizia Ortiz, estuvo casada antes de contraer matrimonio con Felipe de Borbón.