Público
Público

Chacón destaca la discreción del nuevo director del CNI

La ministra agradece a Saiz su dimisión y alaba las cualidades de su sucesor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueva etapa en el Centro Nacional de Inteligencia. Apenas dos meses después de la apuesta por la continuidad que supuso la ratificación de Alberto Saiz como director del CNI, cargo al que llegó en 2004 de la mano del hoy presidente del Congreso, José Bono, la ministra de Defensa, Carme Chacón, pudo ayer apadrinar la toma de posesión al frente del espionaje español de uno de sus hombres de confianza, el general Féliz Sanz.

El nuevo director del CNI fue Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) entre 2004 y 2008, y desde el 1 de agosto del año pasado era Alto Representante para la Presidencia Española de la Unión Europea en asuntos relacionados con la Defensa. Su antecesor estuvo ayer presente en el acto formal de relevo (ambos llegaron juntos al salón del ministerio en el que tuvo lugar la toma de posesión). No acudieron, en cambio, quienes hasta hace poco eran sus principales apoyos en el Gobierno, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Forzado a dimitir como consecuencia de las continuas denuncias de supuestas irregularidades publicadas por el diario El Mundo y ante la evidencia de que La Casa (como es conocida la sede del CNI) escapaba a su control, la ministra de Defensa quiso ayer subrayar el comienzo de una nueva etapa en el Centro Nacional de Inteligencia. Y, como si estuviera estableciendo la frontera entre pasado y presente, de Alberto Saiz se limitó a elogiar su 'sentido de la responsabilidad' por haber presentado la dimisión, mientras se extendía detalladamente en las virtudes de su sucesor.

La ministra no lo hizo expresamente, pero la comparación era inevitable. El general Félix Sanz, subrayó Chacón, destaca por sus 'conocimientos', dotes de 'liderazgo', 'capacidad de trabajo' y 'discreción'. Es un 'gran planificador' y un 'gran negociador' que, además, 'sabe mandar' cuando es necesario tomar decisiones. 'Sabes dialogar, pero también sabes mandar, y además posees gran experiencia internacional, algo realmente valioso en un momento en el que es clave mantener una relación fluida con los servicios de inteligencia de todo el mundo', destacó la ministra dirigiéndose directamente al nuevo responsable del espionaje español.

La lucha antiterrorista, tanto la que se ocupa de la violencia de origen internacional como la protagonizada por ETA, ha sido durante los últimos años el centro de atención del CNI y, subrayó la ministra, seguirá siéndolo en el futuro. Pero 'hoy comienza una nueva etapa en la que los éxitos se ampliarán gracias a la colaboración de todos, la destreza de Félix Sanz, y a la discreción que debe ser siempre marca del CNI', insistió Chacón.

Con ser esa una misión importante, la elección de Sanz para dirigir el CNI obedece también a la necesidad de poner fin al desgobierno en el que vive el organismo y que, según fuentes gubernamentales, ha convertido el centro 'en un polvorín'. 'Tenía a más del 80% del personal del CNI en su contra', reconocían la semana pasada las mismas fuentes.

Al acto acudieron parte de la cúpula militar, con la ausencia destacada del JEMAD, y también parte de la del Ministerio del Interior, con el secretario de Estado, Antonio Camacho, al frente, y el director de Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez. También acudió el secretario general de la Presidencia, Bernardino León, mientras que el CNI estuvo representado por su secretaria general, Elena Sánchez. No hubo representación de ningún partido político aunque al menos los portavoces de la Comisión de Defensa habían sido invitados, informa Europa Press.